Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ÁNGEL MATO | HISTORIADOR, PROFESOR DE SECUNDARIA JUBILADO, AUTOR DEL LIBRO "PURO GIJÓN"

Un enfermo de gijonismo

Transmite como nadie su pasión por la Historia y ahora recupera en un libro la imagen de la ciudad en los años treinta

Un enfermo de gijonismo

Un enfermo de gijonismo

El pasado día 19 de diciembre se presentó la obra "Puro Gijón", editada con primor por la nobel editorial Grupo Nortegráfico. Se trata de una más que interesante publicación de fotografías -en su mayor parte inéditas- del fondo de la fototeca del Muséu del Pueblu d'Asturies y que retratan diferentes

Todas esas fotografías han sido seleccionadas y están comentadas y contextualizadas históricamente por Ángel Mato Díaz, que firma la obra, lo que supone un valor añadido. Muchas son las razones.

Ángel Mato -hoy ya jubilado- ha sido profesor de Enseñanza Secundaria (Enseñanza Media, se decía cuando comenzó) en Infiesto, Pravia, Pola de Siero, y en el Instituto Calderón de la Barca de nuestra ciudad, donde desarrolló la mayor parte de su carrera docente, y donde quien éstas líneas escribe tuvo la oportunidad de ser su alumno en el BUP y en el COU de los primeros años 80. He de decir, que coincidió en aquella época en el turno de noche de este centro un excelente grupo de profesores. Y Ángel destacaba con los mejores por su gusto por la profesión, transmitiéndonos a sus alumnos su pasión por la Historia y su saber en explicaciones claras, ordenadas, matizadas y siempre preparadas. Seguramente sea una de las razones por las que varios compañeros (Alberto, Vicente, José Manuel y yo mismo) decidimos matricularnos en la Facultad de Geografía e Historia al terminar la secundaria, Selectividad mediante. Y para todos con Ángel como referente y modelo.

Pero el profesor Mato fue y es también un brillante investigador, un historiador de los que bucea en archivos y bibliotecas para documentar sus trabajos. Aunque varias entradas en la Gran Enciclopedia Asturiana llevan ya su firma, el trabajo de su tesis doctoral, publicada por el Ministerio de Educación y Ciencia en 1992 como "La Escuela Primaria en Asturias (1923-1937)" marca el arranque de una fecunda producción historiográfica, tanto divulgativa como académica, con tres temáticas fundamentales: la de su tesis, que ampliará y profundizará, su Ponga materna y familiar, y Gijón. Es una opinión personal, pero estoy seguro de que es con esta última con la que más disfruta y más se entrega. Porque, al igual que el insigne asturianista Pachín de Melás, Mato "padece una enfermedad llamada gijonismo". Sobre la ciudad y sus gentes, ha levantado una bibliografía de muy variada temática y tono: El Ateneo Obrero, la protección social de la infancia, la fábrica de tabacos (junto con Luis Arias, otro profesor ilustrado), la fotografía bélica de Constantino Suárez, la historia de la bicicleta y del ciclismo? Es difícil encontrar un autor que, desde el rigor y la calidad, aúne obra tan variada.

No he dicho todavía que Ángel es, además, un amigo de los que se llevan en el corazón. Un amigo con quien he tenido el placer y el privilegio de trabajar en varios proyectos editoriales o académicos relacionados con nuestra ciudad. Y desde la amistad puedo decir que siempre, como cuando hace cuarenta años (¡Ay!) era mi profesor, mantiene la rigurosa pasión por nuestro pasado y por lo bien hecho. Así que, volviendo al principio de este articulito, "Puro Gijón" es un libro bien hecho, bien cocinado y bien servido. Es Ángel Mato, no podía ser de otra manera.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats