Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los profesores recibirán formación ante los riesgos del "sexting" y el juego online

La detección del acoso escolar en redes y la lucha contra la difusión de fotos íntimas formarán parte de un plan pionero en colegios e institutos

Los profesores recibirán formación ante los riesgos del "sexting" y el juego online

Los profesores recibirán formación ante los riesgos del "sexting" y el juego online

Pese a que los contenidos online se cuelan cada vez más en el aula, conceptos como "sextorsión" y "grooming" siguen siendo un misterio para buena parte de los docentes de la región. Por eso, el centro de recursos del profesorado (CPR) de Gijón organiza este mes una formación pionera centrada

La brecha generacional entre docentes y alumnos hace que los primeros, según el experto, se sientan "incómodos" explicando conceptos tecnológicos en clase. "Saben que, en muchos casos, si sacan un tema sobre el mundo digital, los alumnos les van a dar mil vueltas y va a perder el control del aula. Y como no tienen información al respecto, lo evitan", aclara. Aunque más o menos tanto niños como profesores sí conocen, por ejemplo, que no se deben compartir datos personales y financieros con desconocidos en internet, son muchos los jóvenes que todavía se sienten "más valientes" en redes sociales y han tomado como norma compartir todo tipo de fotos e historias privadas. "Esa batalla sigue ahí porque al igual que no van vestidos de cualquier manera por la calle no deberían ver con tanta normalidad hacerlo en redes. Falta hacerles comprender que, en realidad, subir esas cosas a internet les pone en el foco de mucha más gente y que luego pueden perder el control sobre lo que se vaya a hacer con ellas", razona Llano.

Aquí se cuela el término "sextorsión", la otra cara de la moneda del debatido "sexting", que consiste en el envío personal de mensajes o archivos audiovisuales de contenido erótico. Si una de estas fotos termina en manos de quien no debe, el joven afectado puede volverse "viral" en cuestión de horas. "Pese a manejarse muy bien en ese entorno parece que no se percibe lo potente que son las redes. Vemos cosas que se difunden como la pólvora, y ahora hasta los propios adultos tenemos que aprender a no compartir todo lo que nos llega y desconfiar, por ejemplo, de los bulos", explica el coordinador, que adelanta que este tipo de extorsión se introducirá en la formación propuesta dentro del apartado del "ciberbullying", el otro "gran reto" del curso. Su impresión es que, en muchos casos, el acoso escolar en internet podría frenarse con el diálogo. "A estas edades muchos no son conscientes del daño que provocan al publicar ciertos comentarios. Salvos casos más serios, creen que todo es una simple broma", aclara.

El riesgo menos comprendido entre el profesorado, a ojos de Llano, es el que se esconde detrás de los videojuegos en línea, un modelo de ocio ya imparable desde el lanzamiento de "Fortnite". "Nunca se conoció nada igual; de un día para otro todos los alumnos estaban obsesionados con ese juego", asegura el experto, que matiza que el problema no es solo la cantidad de horas que se pasan los jóvenes frente a las pantallas, sino que al ser un juego en línea se permite competir e interactuar con otros usuarios: "La mayoría juegan entre ellos, pero los más pequeños pueden entablar relación con desconocidos". En este punto es donde podría darse el denominado "grooming", un término inglés con el que se designan las conductas y acciones que emprende un adulto por internet para ganarse la confianza de un menor de edad y manipularle.

Los profesores gijoneses también aprenderán las claves de la adicción a las nuevas tecnologías, un riesgo que luego se intentará trasladar a las familias y tutores legales de la comunidad. "Dependerá de cada centro, pero servirá de más bien poco que prohibamos los móviles en clase si luego en sus casas los chavales tienen vía libre en todo tipo de dispositivos", razona. El taller se celebrará el día 16 de este mes con empleados tanto de Primaria como Secundaria bajo la tutoría de Leire Lasuen, responsable del departamento educativo de "Pantallas Amigas". El colectivo sumará así esfuerzos con el grupo de Participación Ciudadana de la Policía Nacional, que también imparte talleres sobre este tema en medio centenar de centros.

En cuanto a retos de futuro, desde el CPR de Gijón esperan que este primer curso se traduzca, más adelante, en un mayor impulso a los recursos TIC de colegios e institutos. "Todavía hay una carencia general de equipamiento técnico, pero el que ya tenemos no se aprovecha del todo por la falta de información. No es necesario demonizar tanto las redes y la tecnología", sentencia Llano.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats