Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seis meses de cárcel por romperle un vaso en la cara a su exnovia tras discutir

El condenado, gijonés de 28 años, deberá indemnizar con 8.000 euros a su víctima, a la que golpeó cuando estaban en un bar de Somió

Palacio de Justicia de Gijón.

Palacio de Justicia de Gijón. MARCOS LEÓN

Nuevo caso de violencia en el ámbito familiar y, además, con jóvenes protagonistas. Un gijonés de 28 años ha sido condenado por un delito de lesiones después de romperle un vaso en la cara a su exnovia tras mantener una discusión con ella en un bar de Somió. A la

Este violento episodio, juzgado recientemente, tuvo lugar en enero de 2018 en un establecimiento de la plaza Villamanín. Según se recoge en la declaración de hechos probados de la sentencia, este joven gijonés se encontró con su exnovia, de 20 años. Ambos iniciaron una discusión en la que ella derramó el contenido de un vaso sobre su el chico. El ahora condenado respondió arrebatándole el vaso para luego reventárselo en la cara, lo que provocó que la joven sufriese diversos cortes por todo el rostro, especialmente, en la zona de la mandíbula. Tras este incidente, varios testigos intervinieron en la disputa para separarles.

La joven recibió atención médica en el momento -la agresión generó unos gastos médicos de 246,8 euros-, y después de curarse de sus heridas le quedaron tres cicatrices en la cara, una de ella más visible, en el pómulo.

El joven procesado también la denunció a ella nada más ser detenido por los hechos, asegurando que su exnovia le había empujado tras la discusión en el bar. Esa tesis, por la que llegó a pedirle un año de prisión por un delito leve de lesiones, fue con la que llegó al Juzgado de lo Penal número 1 de Gijón. No obstante, las partes implicadas en el procedimiento llegaron a un acuerdo debido, en buena medida, a que la joven no quería tener que pasar por el proceso de ver a su exnovio en la sala de vistas. De hecho, ella, que se encuentra a tratamiento psicológico desde entonces por lo ocurrido, ni llegó a acudir a la vista oral para evitar cruzarse la mirada con el acusado.

Reparación del daño

Reparación del dañoEl magistrado dictó sentencia en base al acuerdo alcanzado, imponiendo al joven, además, la prohibición de comunicarse con la joven ni acercarse a ella a menos de 150 metros durante un año y seis meses. El fallo, que todavía no es firme, también incluye para él la privación del derecho a tenencia y porte de armas durante un año y seis meses. En cuanto a responsabilidad civil, el condenado deberá abonar 8.000 euros de indemnización por las lesiones causadas. El joven gijonés, antes de la vista oral, ya había ingresado 1.500 euros, motivo por el que el juez Lino Rubio aplicó la atenuante de reparación del daño para rebajar hasta los seis meses la pena de prisión por el delito de lesiones.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats