Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balance de los servicios humanitarios en el concejo

Alerta por el aumento de auxilios a mayores desorientados por la calle

Las intervenciones de la Policía para atender a este colectivo vulnerable superan a las de casos de malos tratos o disputas familiares en domicilios

Alerta por el aumento de auxilios a mayores desorientados por la calle

Alerta por el aumento de auxilios a mayores desorientados por la calle

El envejecimiento de la población en Gijón se manifiesta de múltiples formas: incidentes en domicilios, personas desatendidas que viven solas y un aumento de mayores que aparecen deambulando solos y desorientados por la vía pública, lo que provoca la intervención diaria de los cuerpos policiales a través de los denominados

Este escenario, que afecta por igual a hombres y mujeres, lo describen los agentes de la Policía Nacional que patrullan las calles como "un goteo constante". De hecho, "es raro el día que no atendemos a una o dos personas desorientadas, que tienen demencia o Alzhéimer o que presentan problemas de movilidad debido a su edad y que encontramos en la calle solas sin saber ni dónde están ni a dónde van", explican desde la Comisaría de El Natahoyo. Esta labor, la de los auxilios, supone "el lado más humano de la Policía, que tienen que hacer de agentes, pero también de psicólogos" con estas personas.

Estas intervenciones, desvelan fuentes policiales, implican además muchas dificultades para los profesionales. "Las personas mayores, cuando ven a un policía de uniforme, se asustan mucho, están nerviosos porque lo asocian a problemas y nuestros agentes hacen una labor muy importante para darles tranquilidad y confianza", aseveran en la Policía Nacional, que también asiste con frecuencia a caídas en casas de personas que viven solas o en la calle.

Estos números, de hecho, llevaron al Ayuntamiento de Gijón a prometer recientemente la elaboración de un censo de personas mayores para combatir la soledad de este colectivo vulnerable de la ciudad y, a través de la Fundación Municipal de Servicios Sociales, estudiar la posibilidad de las viviendas compartidas para evitar que haya ancianos solos. Gijón cuenta, según los últimos datos oficiales, con población de 71.109 vecinos con más de 65 años.

El servicio de Serenos también es consciente de esta realidad. Según sus datos, el pasado año socorrió a alrededor de 200 personas de avanzada edad que encontraron desorientadas en la calle en plena madrugada. "La mayoría están perdidas, no saben muy bien a dónde van y tratamos de ayudarlas a volver a casa o alertaremos a la policía para que se hagan cargo", explican desde el equipo.

Otro problema, también habitual, "son las personas que te encuentras a las cinco o seis de la mañana porque te dicen que tienen cita en el médico, pero cuando les preguntas que a qué hora tienen la cita te dicen que a las diez o a las once; se desorientan y acaban en la calle", explican los responsables de Serenos. De hecho, ellos también están estudiando la posibilidad de ampliar sus servicios a personas mayores que viven solas.

Los servicios humanitarios y de asistencia social que desarrolla la Policía Local de Gijón incluyen otro tipo de actuaciones, como las intervenciones por conflictos entre particulares, que con sus 594 intervenciones son el grueso de su actividad. A estos episodios les siguen de cerca las intervenciones con personas enfermas o heridas (526), pero en tercer lugar ya figuran las atenciones a personas perdidas (171 casos) -especialmente en los meses comprendidos entre mayo y agosto-, justo por encima de intervenciones con ciudadanos ebrios que se encuentran por la vía pública (160).

La Policía Local, en suma, realizó 4.696 intervenciones humanitarias durante todo el pasado año, lo que suponen unos registros dentro de lo habitual. También se incluyen ahí los conflictos familiares (85 casos), traslados de ciudadanos enajenados (53), indigentes (63) y drogodependientes (7) y atención a mujeres maltratadas, con 83 intervenciones. También intervinieron en cuatro casos de mendicidad. Todo para combatir un problema social que ha ido en aumento durante los últimos años.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats