Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JUAN MIGUEL CHAVES MARTÍNEZ | Futuro edil de Podemos en relevo de Alba González, que renunció a un cargo en Igualdad por ser blanca

"Alba ha sido consecuente al dar un paso al lado, nadie pensó que su elección iba a suponer críticas"

"Siempre me gustó más trabajar en segunda línea que la exposición pública, pero es lo que hay; yo vengo a sumar, soy un gregario"

Juan Chaves, apoyado en uno de los pilares de los soportales de la plaza Mayor.

Juan Chaves, apoyado en uno de los pilares de los soportales de la plaza Mayor.

Juan Miguel Chaves volverá como concejal de Podemos-Equo al mismo despacho donde trabajó como coordinador del grupo municipal de Xixón Sí Puede. Su salto viene propiciado por la marcha de Alba González Sanz al Ministerio de Igualdadcomo asesora tras renunciar al puesto de directora general de Igualdad de Trato

- Es una vuelta a casa aunque en otras condiciones, ¿cómo se lo plantea?

-No lo tengo muy claro. Yo siempre me sentí mucho más a gusto trabajando en segunda línea. Me gusta esa labor de reunirse con las asociaciones, de ver el problema, intentar arreglarlo... pero la exposición pública nunca me gustó. Pero es lo que hay, yo acepté ir en una lista electoral. Tengo muchas ganas de ver cómo es en realidad. No es lo mismo vivirlo que verlo desde la barrera.

- Entra por la marcha de Alba González, que acabó siendo más abrupta de lo esperado. ¿Cual es su reflexión sobre la importancia de los criterios de género o raza a la hora de un nombramiento?

-Intercambié un par de mensajes con Alba, pero no para hablar concretamente de eso. Sólo se lo que ha salido en prensa. Sí creo que hubo algún problema de falta de coordinación, no por parte de ella, evidentemente. Nadie pensaba que la elección de Alba iba a suponer críticas de determinados colectivos. Alba ha sido muy consecuente, haciendo gala de lo que ya ha hecho en el Ayuntamiento donde para sólo seis meses ha dejado buena huella, diciendo que si mi designación genera problemas doy un paso al lado. Ya explicó ella que lo que se ha hecho es reorganizar el Ministerio y aunque la dirección general la llevará Rita Bosaho las tareas se van a compartir. No se mucho más, no conozco la chicha de la polémica más allá de que colectivos entendieran que no era la persona idónea por no ser una persona racializada. Puede tener cierta lógica pero no lo se.

- Pues usted entra como hombre en un grupo municipal que ha presumido de ser exclusivamente de mujeres.

-Era un hito que las tres primeras candidatas fueran mujeres y el hito está ahí. Por circunstancias de la vida entro yo pero creo que es una anécdota.

- ¿Qué diferencias hay entre el grupo de Xixón Sí Puede y el actual de Podemos-Equo?

-Primero que ahora son menos y el entendimiento y la comunicación son más sencillos. También que sólo llevan seis meses y cuando Xixón Sí Puede llevaba seis meses también era una balsa de aceite; luego todos sabemos los problemas que hubo. No se pueden hacer todavía comparativas más allá de que la portavoz actual Yoli (por Yolanda Huergo) y el anterior, Mario (por Mario Suárez del Fueyo) tienen diferentes maneras de hacer política. Yolanda es más del diálogo hasta la extenuación y de la no confrontación absoluta y Mario del si me tengo que enfrentar a ti y marchar de una reunión, me voy. Pero son seis meses ya veremos que pasa dentro de dos años.

- Vistos los resultados, ¿fue buena la dinámica de XSP?

-La dinámica era buena y de puertas adentro no había problemas. Las diferencias políticas y hasta personales, en algunas cosas grandes, se explicitaban más bien fuera.

- Diferencias tan grandes que un concejal se fue y formó otro partido.

-Pero eso no es una diferencia personal. Supongo que las aspiraciones de David (por David Alonso fundador de Por Gijón) o su manera de entender la política iban por otro lado que no era el de Podemos.

- Confiese, ¿XSP era el socio en la sombra del gobierno de Foro cómo aseguraba el PSOE?

-No. A tenor de los resultados el PSOE creerá que le fue bien con ese relato pero la verdad es que nunca hubo absolutamente nada, que quede bien claro. Nunca, jamás.

- ¿Ni un pacto por la renta social?

-Eso fue público. Se abre el proceso de los presupuestos, nosotros dijimos queremos esto y vemos que lo podemos conseguir en el camino de una abstención. Nunca hubo una reunión de despacho de no te preocupes, vas a ver en seis meses... Parece mentira que no se conozca a Mario, que es transparente y muy íntegro.

- En cuatro años la izquierda no se puso de acuerdo en una moción de censura para expulsar a Foro del gobierno y ahora en seis meses se pactan ordenanzas y presupuestos.

-No es lo mismo. En el tema de la moción hubo varias tentativas y no se dieron las condiciones. De hecho nosotros en la última o la penúltima propusimos que si había problemas con nuestro candidato o el del PSOE que lo fuera Aurelio (por Aurelio Martín, portavoz de IU) y fue él quien dijo que no quería. Ese relato de que Xixón Sí Puede no quería no es real. Y en el caso de los presupuestos se pusieron unas condiciones que el PSOE aceptó y se decidió la abstención. El año que viene puede que no haya ese tipo de acuerdos y votemos en contra pero no porque seamos otro partido sino porque son otras condiciones. También somos conscientes de la correlación de fuerzas y de que no se puede conseguir con tres concejales lo que se conseguía cuando éramos seis y, además, el gobierno tenía ocho.

- ¿El nuevo gobierno del PSOE con Unidas Podemos debe tener reflejo en Gijón?.

-No y no por lo que tenga que ver con Gijón sino porque es una mala manera de hacer política replicar el modelo Madrid en los demás niveles. No tiene nada que ver. En unos sitios se darán las condiciones y en otros, no. Sí es una buena oportunidad que haya en Madrid un gobierno de coalición afín a las políticas progresistas y que la ciudad pueda reclamar cosas que con otros gobierno era más difícil conseguir.

- ¿Cuáles son las banderas que debe ondear Podemos en Gijón?

-Fortalecer los servicios sociales es una demanda histórica nuestra para que nadie se quede fuera del camino. También hay que pensar en el medio ambiente. No podemos ser "Asturias, paraíso natural" y ser una de las ciudades más contaminadas de Europa. Y a la hora de hacer atractiva Gijón para que se convierta en destino de quien quiera crear un proyecto de vida tenemos que profundizar en la milla del conocimiento, el parque tecnológico, la economía azul... Todo esto dentro de un proyecto integral y como una bandera de toda la Corporación. O nos ponemos serios o esto se nos acaba. Tiene que ser como el plan de vías con un consenso unánime o lo más parecido a un consenso unánime.

- Podemos lleva en Gijón sin secretario general desde junio del año pasado.

-Se están cumpliendo los estatutos que dictan que se crea un equipo técnico que viene tutelado desde el Consejo Ciudadano y la ejecutiva autonómica. El mandato de nuestro consejo inicial acaba entre mayo y junio de este año y eso nos llevará a preparar las primarias que se correspondan con el final de ese mandato.

- ¿Se mantiene el vigor inicial de participación que se generó en el nacimiento de Podemos?

-Con Podemos empezó una forma novedosa de hacer política que interesó a la gente pero la gente tiene una vida separada de la política y ese ritmo de asambleas resulta agotador. Al final quedan los que les interesa militar o participar de una manera más directa en los círculos y las asambleas.

- ¿Algún área especial en la que quiera trabajar como concejal?

-Lo que me digan. Yo vengo a sumar, soy un gregario.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats