Usar los dominios conceyuxixon.com y xixon.es, iniciar los trámites para que el concejo pase a llamarse Gijón/Xixón como ya se denomina la cabeza municipal, premiar a las entidades de todos los sectores que impulsen el uso de la llingua, potenciar la matriculación en la asignatura de asturiano en los centros educativos, dar cursos de iniciación al asturiano a concejales y otros cargos públicos y procurar el uso del asturiano en eventos culturales y turísticos como marca de identidad de la ciudad son algunas de las 89 medidas que dan vida, en su formato inicial de borrador, al nuevo Plan de Normalización Llingüística, a desarrollar entre 2020 y 2023.

El documento se presentó ayer a los integrantes del Conseyu asesor de la Llingua, que preside el socialista Alberto Ferrao, como el paso inicial para trabajar en el objetivo de que el documento definitivo pueda aprobarse en marzo. Una mesa de trabajo integrada de manera voluntaria por representantes de entidades sociales y partidos como PP, Foro e IU se convertía ayer en la herramienta para buscar el consenso en un documento estratégico que coge el testigo del plan que estuvo en vigor los últimos cuatro años.

De la continuidad entre ambos planes dan ejemplo que se mantengan idénticos párrafos en el apartado de la fundamentación, que no destaquen novedades rompedores entre las medidas propuestas y que sigan, con leves matices, las cinco áreas de actuación ya consolidadas: administración pública; enseñanza y juventud; comercio y hostelería; ocio, deporte y actividad cultura; y medidos de comunicación y nuevas tecnologías. Cada medida tiene un plazo marcado en el calendario aunque no una financiación concretada.

Para acceder a la plantilla

En cualquier caso, y a la espera de las novedades que se puedan incorporar, el documento consolida la apuesta de Gijón por apoyar el uso del asturiano y lo convierte en un elemento transversal a la actividad de todas las concejalías. El plan tiene al propio Ayuntamiento como destinatario de la mayor parte de sus medidas para garantizar el cumplimiento de la ordenanza de uso de la llingua y de la toponimia oficial. Usar el asturiano en toda la cartelería y dar servicio en asturiano son prioridades.

Aunque también se incluyen entre las medidas fijar el uso preferente del asturiano en actos oficiales y valorar el conocimiento del asturiano en el acceso y promoción del personal municipal cuando las características del puesto lo requieran. Algo que se pondría en marcha este mismo año como solicitar a la Xunta asesora de toponimia del Principado las pautas de uso en los topónimos dobles, como es Gijón/Xixón.

En el ámbito de la educación se establece como objetivo que los centros de enseñanza asuman el papel de agentes de la normalización lingüística y para ello desde el Ayuntamiento se seguirán desarrollando materiales didácticos y actividades. Campañas especiales y formación también se plantean para incorporar el uso del asturiano a nivel empresarial, sobre todo en el ámbito del comercio y la hostelería con un premio a los establecimientos que usen el asturiano. Eso sería en 2023.