12 de febrero de 2020
12.02.2020
La Nueva España

La Sociedad de Bioética convierte su congreso mundial en un homenaje a Margarita Salas

El encuentro sobre biotecnología, medio ambiente y medicina contará con la nipona Ai Futaki, conocida como "la mujer pez" por sus fotografías submarinas

12.02.2020 | 02:47
Marcelo Palacios y Ana González, ayer, durante la presentación del congreso en la Casa Consistorial.

Margarita Salas formó parte del comité científico de la Sociedad Internacional de Bioética (SIBI) desde su fundación en 1997 y fue a lo largo de los años una de las grandes valedoras de este proyecto de dimensión mundial surgido en Gijón gracias al impulso de Marcelo Palacios. Eso, y el hecho de que la científica asturiana recientemente fallecida ha sido una de las grandes referencias de la ciencia internacional en las últimas décadas, justifican que se le vaya a rendir homenaje en el XI Congreso Mundial de Bioética, a celebrar en el recinto ferial "Luis Adaro" entre los días 15 y 17 del próximo mes de junio.

"Le debemos este reconocimiento por su amistad y sus enseñanzas", aseguraba ayer Palacios en el salón de recepciones del Ayuntamiento, donde compartió protagonismo con la regidora, la socialista Ana González, en la presentación oficial de un encuentro científico centrado, en esta ocasión, en debatir el compromiso mundial en dar un uso responsable a las biotecnologías, sobre todo, en los ámbitos de la medicina y el medio ambiente. Un debate de plena actualidad en una sociedad donde la ciencia y la tecnología no paran de avanzar. Igual que la conciencia sobre los problemas que genera el cambio climático.

Margarita Salas será nombre de referencia en el congreso de la SIBI, pero no el único nombre de mujer a tener en cuenta. Una de las invitadas más esperadas y mediáticas es la japonesa Ai Futaki, conocida como "la mujer pez". La fotógrafa submarina japonesa tiene el récord Guinnes en inmersión por apnea y son más que conocidas sus imágenes compartiendo espacio y contacto físico con tiburones, rayas o lobos marinos. Suyas son las imágenes que darán vida a una exposición que completará la actividad congresual y además de su ponencia sobre "Protección del mundo submarino" participará en un encuentro con escolares de Secundaria de toda Asturias y ofrecerá una charla en uno de los salones de la Junta General del Principado de Asturias.

Mujeres científicas serán también quienes den la primera y última conferencia del congreso. La ponencia inaugural sobre "Ética y bioética en el CSIC. La experiencia de 15 años" correrá a cargo de Rosa María Menéndez, doctora en Química y desde finales de 2017 presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Y la clausura, a falta de una confirmación formal para cerrar el acto, quedará en manos de la argentina Sandra Myrna Díaz, que recibió el premio Princesa de Asturias 2019 de investigación científica y técnica. Su ponencia, en la tarde del 17 de junio, seguirá al acto formal de concesión del premio SIBI 2020 a la profesora Margarita Salas. Salvo problemas de última hora vendrá a recogerlo su hija Lucía Viñuela.

Apoyos de 56 países

El plantel de ponentes incluye a expertos procedentes de Estados Unidos, Paraguay. Portugal, Cuba, Italia, República Democrática del Congo, Malawi, Francia, Argelia, Argentina, Israel, Ucrania y Brasil. Entre la representación española destaca la presencia de Beatriz Domínguez-Gil, doctora con raíces familiares en Asturias y la actual directora general de la Organización Nacional de Trasplantes. Más allá de ejercer como sede de la entidad y el congreso, Gijón tendrá una participación activa en la cita a través de la colaboración, por ejemplo, con el Centro Oceanográfico y la Fundación Mar de Niebla. "Ratificamos lo que otros han dicho: Gijón es la sede mundial de la bioética", matizó Palacios.

A lo largo de los últimos meses, y a través de su web, la SIBI ha recibido apoyos desde 56 países a la idea del doctor Marcelo Palacios de llegar a un acuerdo internacional sobre el uso responsable de las biotecnologías que ponga en valor normativas nacionales y documentos internacionales evitando sus incumplimientos. "Si la SIBI era pertinente en 1997 ahora lo es mucho más. Nunca como ahora, en lo que asumimos como la llamada Era del antropoceno, y en el horizonte de la lucha global contra el cambio climático, debates como éste han adquirido tanta urgencia y relevancia", explicó la Alcaldesa. El Ayuntamiento de Gijón es el principal patrono de la SIBI, con una aportación de 36.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad