DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciudadanos afronta dividido la votación para definir el futuro del partido

Ignacio Prendes presentará hoy una enmienda a la totalidad de los estatutos nacionales frente a la posición del coordinador local y del portavoz municipal

Asistentes a la última asamblea local de Ciudadanos en Gijón, en enero de este año.

Asistentes a la última asamblea local de Ciudadanos en Gijón, en enero de este año. MARCOS LEÓN

La agrupación local de Ciudadanos se enfrenta hoy a una asamblea marcada por la división. Los estatutos enviados desde la gestora que asumió la dirección nacional del partido tras la renuncia de Albert Rivera no contentan a una parte de la militancia gijonesa, ligada al exdiputado Ignacio Prendes, que pide "democratizar" al partido "huyendo de 'baronismos'". La votación de esos estatutos será uno de los puntos fuertes de la reunión de esta tarde. También se votará la estrategia a tomar de cara al futuro. Todo con la vista puesta en el próximo congreso nacional, que se celebrará el 15 de marzo y al que se presentará Inés Arrimadas y, probablemente, un candidato alternativo.

El mejor ejemplo de la escisión interna es la enmienda a la totalidad que presentará Ignacio Prendes a los estatutos. Prendes, figura fuerte del partido en la región hasta que la gestora nacional ordenó su destitución -llegó a ser vicepresidente del Congreso de los Diputados- es una de las voces críticas que pide más independencia de las agrupaciones regionales y locales respecto a los mandatos de Madrid. Tradicionalmente, en su círculo de confianza se han situado tres de los cuatro concejales en el Ayuntamiento (Rubén Pérez Carcedo, Mara Simal y Ana Isabel Menéndez), todos menos el portavoz, José Carlos Fernández Sarasola, más próximo al coordinador local, Manuel Iñaga.

El sector que lidera Prendes quiere "otro modelo de partido" en el que las bases tengan más peso que la dirección nacional en las decisiones. A fin de cuentas, que sea la militancia y no Madrid quien elija los cargos. La idea que plantea es la celebración de primarias en cada agrupación local. Actualmente, se exige un mínimo de 350 afiliados para ello, una cifra que los afines a Prendes quieren disminuir hasta el centenar, "una masa crítica suficiente".

Lo que buscan es que las asambleas locales tengan un poder de decisión real. Incluso que sean quienes tengan que validar las listas ya que, actualmente, "no tienen ni voz ni voto", según denuncia. También pide que los órganos de garantía del partido sean independientes del órgano ejecutivo.

Igualmente, se espera que en la segunda parte de la asamblea, la que definirá la estrategia a seguir por la formación, este sector incluya una modificación en la que pedirán que Ciudadanos "mantenga su autonomía e independencia electoral, para romper la política de bloques", huyendo del plan "España suma", una coalición con el PP. Todo porque, enfatizan, "Ciudadanos es un proyecto autónomo, de centro e independiente".

Esta asamblea es el preludio de otra que se realizará en las próximas semanas para elegir a los compromisarios que defenderán la postura del partido en la reunión nacional. Aunque desde el sector crítico se insiste en que "no es momento de hablar de nombres, sino de cuestiones de fondo", parece evidente que el resultado de las votaciones de la asamblea de hoy tendrán influencia en el sentido del voto de la próxima. En el seno del partido hay cierta inquietud por el sentido del voto de sus concejales. Nadie descarta que haya disparidad.

Compartir el artículo

stats