Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Muchas tablas contra el cáncer

Un grupo de pacientes oncológicos asiste en Gijón a un taller de teatro para recuperar su autoestima: "A veces es difícil salir de casa"

12

Teatro contra el cáncer en Gijón

En el teatro kabuki japonés, los actores aprenden a proyectar distintos niveles de energía según el tipo de personaje que están interpretando. Desde la delegación gijonesa de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) están aprovechando esta teoría para que sus pacientes oncológicos y familiares recuperen su autoestima. Es uno

En el teatro kabuki japonés, los actores aprenden a proyectar distintos niveles de energía según el tipo de personaje que están interpretando. Desde la delegación gijonesa de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) están aprovechando esta teoría para que sus pacientes oncológicos y familiares recuperen su autoestima. Es uno de los últimos talleres que el grupo ha lanzado en la ciudad, en este caso con la colaboración de la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD) de Asturias, y uno de los más exitosos. Con clases semanales de apenas una hora de duración, los docentes Manuel Álvarez y Nieves Fernández pretenden que sus alumnos aprendan a respirar mejor, a recuperar el contacto visual con su entorno y a desarrollar su capacidad de escucha. Para los asistentes el objetivo es desconectar. "Están centrados en el aquí y el ahora, así que mientras actúan no piensan en su enfermedad", razona Mónica Díaz, coordinadora de voluntariado de AECC en Gijón.

El taller comenzó hace unos meses y, desde entonces, ocupa provisionalmente una de las salas del centro municipal de La Arena, con una docena de inscritos. Hasta ahora, los dos tutores se han limitado a enseñar a sus alumnos a moverse por el espacio con soltura y a relajar la musculatura durante sus sesiones de calentamiento. "No pretendemos que sean clases de arte dramático al uso, porque lo que la asociación buscaba era que los asistentes pudiesen canalizar sus emociones. A veces nos morimos de la risa y otras nos echamos a llorar; y de eso se trata", matiza Álvarez.

En la última sesión del grupo, celebrada ayer, el docente incluyó por primera vez la interpretación de personajes simples, todos ellos relacionados con el teatro kabuki japonés: "Es muy útil porque diferencian el tipo de energía que proyectan, aunque aquí los interpretamos un poco a nuestra manera, sin complicarnos". Así la decena de asistentes aprendió a interpretar a uno de los personajes del mito japonés con una energía más débil, la criada, que camina a zancadas muy cortas y siempre encogida, sin llamar la atención, con un bebé en brazos. Al contrario, y para demostrar cómo con gestos muy simples pueden proyectar más o menos confianza, el grupo también aprendió a imitar al guerrero, que en el teatro japonés es el más enérgico y avanza con las piernas muy separadas en busca de algún posible contrincante contra quien pelear.

Tecnicismos aparte, Fernández incide en que la metodología que la ESAD ha aplicado en este proyecto es, principalmente, terapéutica: "Estamos aprovechando técnicas de la danza y el teatro para coger confianza y desarrollar un trabajo que tiene más que ver con lo personal y lo emocional. Ahora estamos recibiendo solicitudes de Avilés y Oviedo para hacer algo parecido".

Según Mercedes Juan, una de las pacientes que participan en el taller, el acierto de tener que acudir a un taller teatral cada semana es "que te obliga a salir de casa". Esta gijonesa, de hecho, puso en marcha hace unas semanas otro taller de AECC en Gijón sobre pintura. "Yo en cuanto me quedé de baja lo primero que hice fue volver a pintar, porque es lo que me gusta, pero sí que a veces noto que me tienen que medio obligar a salir a la calle. Si me dejasen, sé que me quedaría siempre en casa", reconoce. Ella, en realidad, se toma estas clases más como una terapia de grupo que como un taller formativo: "Aquí mientras interpretamos al personaje que toque hacemos chistes, nos contamos nuestros problemas y hablamos con gente que, al final, está pasando por lo mismo que tú. No siempre es fácil encontrar un apoyo así", sentencia.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats