Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bruselas exige acelerar las depuradoras asturianas, entre ellas Maqua y Gijón

La Unión Europea amenaza con una nueva denuncia ante los tribunales comunitarios por incumplimientos en 113 aglomeraciones españolas

La Comisión Europea ha dado a España dos meses de plazo para que acelere la construcción y mejora de depuradoras de aguas residuales en 113 aglomeraciones urbanas españolas (la mayoría entre 2.000 y 15.000 habitantes), entre ellas las de Maqua en Avilés y La Reguerona en Gijón, además de otra

Aquella primera multa fue impuesta a mediados de 2018 y consistía en 12 millones de euros a tanto alzado y 10,95 millones de euros por cada semestre que se mantenga el incumplimiento. España sigue pagando desde entonces, entre otras cosas porque aún no se ha podido activar la depuradora de El Pisón, la prevista para sanear la cuenca este de la ciudad.

El otro expediente que ahora amenaza la UE con llevar a los tribunales comunitarios afecta en Asturias fundamentalmente en lo referente a la depuradora de Maqua, de la que ya se ha realizado el estudio de impacto ambiental, pero cuya obra no está licitada ni presupuestada. En cuanto a la depuradora de La Reguerona, las obras ya están licitadas, situación que podría hacer que saliera del punto de mira de Bruselas.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico informó en 2017 a la UE de los incumplimientos de la directiva en 15 aglomeraciones urbanas de Asturias y una de Cantabria. Las de Asturias eran Gijón Este y Oeste, Maqua, Las Arenas (Arenas de Cabrales), Sella-Piloña, Castropol, Frieres, Luarca, Villabona, Ría de Navia, Nora-Noreña, Las Caldas y Villaviciosa, además de El Franco y Tapia de Casariego, si bien estos dos últimos no se consideran aglomeraciones urbanas. Una buena parte de esos puntos negros ya no lo son. Así, las depuradoras de la Navia-Coaña (Ría de Navia), Villaperi (Nora-Noreña) y Las Caldas ya están construidas y en servicio. Varias más se encuentran en obras. La información se recoge en el documento del plan hidrológico 2021-2027 que tiene actualmente la Confederación en información pública.

Los fallos en la depuración de las aguas residuales españolas deberían haber estado subsanados hace 14 años. La Confederación Hidrográfica atribuye el retraso en la ejecución de estas medidas "en gran parte a la situación socioeconómica de los últimos años que provocó un parón en las inversiones".

Dictamen

Tras varios cruces de correspondencia entre la UE y España, la Comisión Europea ha concluido ya la elaboración de un dictamen motivado sobre el saneamiento de aguas residuales de las 113 aglomeraciones urbanas en las que aún hay carencias. Ha enviado el documento a España, pidiendo que acelere el cumplimiento de la directiva sobre aguas residuales urbanas. El Estado tiene dos meses para responder, adoptando las medidas necesarias para disuadir a la Comisión Europea de judicializar el asunto.

La Unión Europea da este paso porque considera que a pesar de que ha habido algunos avances en materia de saneamiento, no prevé que España cumpla plenamente sus obligaciones en un futuro próximo. Bruselas considera, tras analizar técnicamente la información que le ha ido remitiendo España, que siguen incumpliéndose "a gran escala" las obligaciones de limpiar adecuadamente las aguas residuales urbanas antes de su vertido al mar o a los cauces.

La normativa europea obliga a que las aglomeraciones de más de 2.000 habitantes tengan depuración con tratamiento secundario (biológico) y las de más de 10.000 con tratamiento terciario (desinfección por diferentes medios).

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats