Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El peligro del último suspiro

El Deportivo le sacó al Sporting dos empates y dos victorias en el añadido desde 2014 l Los gijoneses encajan más tras el descanso

Los jugadores del Sporting, entrenándose en Mareo ayer por la mañana a puerta cerrada.

Los jugadores del Sporting, entrenándose en Mareo ayer por la mañana a puerta cerrada. RSG

Hay un momento en el que, a tenor de los acontecimientos más recientes, el sportinguismo vive momentos de tensión, e incluso de pánico. Si el Deportivo está enfrente como rival -como tocará mañana salvo suspensión-, el Sporting debe aumentar la vigilancia en los últimos instantes. Desde 2014 el conjunto gallego

El primer caso más sonado fue en Segunda cuando Deportivo y Sporting, en febrero de 2014, en un partido en el que el club gallego empató 1-1 en el último minuto de la prolongación, cuando ambos pugnaban por el liderato de Segunda en el ecuador de la competición. Dos años más tarde, en Primera, en octubre de 2016, el conjunto gallego venció 2-1 cuando se cumplía el tiempo reglamentario gracias a un tanto de Babel desde fuera del área.

De vuelta a Segunda, la temporada pasada, en la cuarta jornada de Liga, el Deportivo le endosó la primera derrota al Sporting (1-0) del curso cuando Pablo Marí aprovechó para marcar en un córner cuando ya se superaba el minuto 90. Y este año, en El Molinón, el pasado mes de septiembre, cuando el Sporting ya saboreaba el triunfo el VAR decretó un penalti por mano de Borja López que acabó con el empate del Deportivo (1-1) gracias a un tanto de Aketxe.

En total se la han escapado seis puntos al Sporting frente a los coruñeneses en la época más reciente. Un aspecto en el que deberá extremar las precauciones el Sporting en Riazor mañana, o cuando se juegue si aplaza, porque además este curso los rojiblancos se han mostrado más débiles en la segunda partes. Ahí es donde encaja más tantos el Sporting. 18 de los 30 tantos tuvieron lugar en el segundo tramo de los partidos, es decir, el 60%. Y por minutos, en los últimos 20 encajaron ocho tantos.

Aunque también es cierto que en la etapa que comprende la llegada de Djukic al banquillo, solo uno de los cinco últimos goles en contra fueron tras el descanso. Un aspecto, el de ponerse por debajo en el marcador, que ha corregido poco a poco el técnico serbio hasta situarse en una posición más cómoda en la clasificación.

El Sporting, que no ha conseguido sacar buenos números ante el Deportivo en la época más reciente, y que no gana desde hace sesenta años en Riazor, tiene otro aliciente más: evitar que un susto de última hora frene la buena reacción que ha experimentado el equipo con Djukic recientemente.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats