Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lonja subasta en once días la mitad de las capturas de xarda de todo 2019

El incremento, motivado por la presencia de arrastreros portugueses, con cuota lusa, choca con el descenso de la facturación, que no llega al 30%

Un barco faenando xarda en la campaña de 2019.

Un barco faenando xarda en la campaña de 2019. ÁNGEL GONZÁLEZ

Las descargas de arrastreros portugueses están incrementando las subastas de xarda en la lonja de El Musel, que en los primeros días de la campaña pesquera se están incrementando en más de un 66% respecto a las mismas fechas del año pasado. En los once primeros días de la

Hasta el pasado miércoles se subastaron 717.740 kilos de esta especie, frente a los 431.233 kilos del año pasado. Las descargas de xarda continúan en la lonja gijonesa a buen ritmo. La cifra alcanzada en los once primeros días de la costera representa la mitad de todas las ventas de xarda en la rula de El Musel el año pasado, cuando se cerró el ciclo con un total de 1.444.359,80 kilos. El año 2019 no fue bueno para la cancha de El Musel en esta campaña, al igual que 2018, que se saldó con cifras similares, alejados de los 2,78 y 2,83 millones de kilos que subastaron de esta especie en 2016 y 2017. El buen arranque de la campaña actual abre la posibilidad a una recuperación de cifras.

Los principales artífices del incremento en la costera de este año, los barcos arrastreros portugueses, están faenando fuera de las doce millas de zona económica exclusiva de España y consumiendo cuota de Portugal. Más cerca de la costa están faenando los arrastreros españoles, fundamentalmente gallegos, así como los barcos de artes menores y volanta asturianos. Los tres barcos de cerco que hay en Asturias también lo estuvieron haciendo hasta ayer, cuando amarraron tras haber consumido su cuota pesquera. Cada barco de cerco o arrastre en España tiene asignada una cuota individual de capturas, mientras que para los de volanta y artes menores se asigna una cuota conjunta para cada comunidad autónoma.

El sector primario, incluido la pesca, es uno de los que siguen plenamente activos, para abastecer de productos de primera necesidad a la población en la situación de alarma por el coronavirus que vive actualmente España. En el caso de la xarda, sólo es necesaria una pequeña parte de los millones de kilos de este pescado que cada temporada se descargan en las lonjas asturianas para abastecer a las pescaderías con producto fresco. La mayor parte de las capturas tradicionalmente se destinan a conserveras o a empresas de congelados, entre las primeras de ellas compañías italianas o del norte de Europa.

Desde Lonja Gijón se recalcó ayer que "se han adoptado las medidas y protocolos necesarios para proteger tanto a los empleados como a los compradores y así garantizar la cadena de suministro; y la actividad en la lonja se mantiene con normalidad".

En cuanto a los pescadores, existe un protocolo para el embarque y desembarque de los mismos y para el tiempo de faena, así como para las labores de descarga de las capturas.

En la costera de la xarda también está volcada la práctica totalidad de toda la flota con base en Gijón; de las 19 embarcaciones pesqueras con base en El Musel, sólo hay dos sólo hay dos que no se han echado a la mar. Aunque las subastas de xarda en la lonja gijonesa comenzaron hace 13 días, la campaña pesquera para la flota artesanal de artes menores comenzó a principios de semana, con la llegada de los cardúmenes de caballas a la costa oriental asturiana.

La crisis del coronavirus no está afectando en estos momentos a la actividad pesquera y la de las lonjas asturianas, pero sí está repercutiendo negativamente en los precios que se están pagando en la rula gijonesa por la xarda, con un promedio de 1,17 euros por kilo frente a los 1,51 euros de promedio del año pasado. Eso explica que mientras las subastas de xarda en la lonja gijonesa han aumentado en más de un 66%, el incremento de facturación por esta campaña pesquera no alcance el 30%, pasando de 650.688 euros en los primeros once días de la costera del año pasado a 841.500 euros, según los datos de la Autoridad Portuaria, principal accionista y gestor de la lonja gijonesa.

Fuentes del sector también mostraron ayer sus temores porque no lleguen a tiempo los intercambios de cuota de xarda de otros países por los de otras especies de España, una cuota extra que se destinaría en un 60% a las flotas de Asturias y Galicia, compensando así parcialmente el hecho de que la mayor tajada de la cuota convencional se la lleva el País Vasco. ¿Por qué esas dudas sobre si van a contar con esa cuota extra? Las fuentes consultadas explican que tras la alerta por el coronavirus apenas han quedado funcionarios trabajando físicamente en la Secretaría General de Pesca, en Madrid, que es quien tiene que gestionar los intercambios.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats