DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La estación en la Casa Rosada busca llevar la intermodal a Moreda, teme la oposición

El nuevo cambio de rumbo en el plan de vías levanta las críticas políticas y vecinales, que afean que la parada de Viesques no dé servicio al campus

La estación en la Casa Rosada busca llevar la intermodal a Moreda, teme la oposición

La estación en la Casa Rosada busca llevar la intermodal a Moreda, teme la oposición Julián Rus

Situar el primer apeadero del plan de vías junto a la Casa Rosada, como ahora defiende el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, podría esconder una justificación para retrasar la estación intermodal hasta Moreda. Así lo temen tanto la Federación vecinal como la oposición, que creen que este cambio de ubicación que ahora se plantea para el apeadero del centro -el tercero tras la plaza de Europa y Begoña- supondría modificar igualmente la situación de la estación intermodal del proyecto de integración ferroviaria de la ciudad, contraviniendo el convenio del plan de vías firmado por Ayuntamiento, Principado y Gobierno central, en favor de la propuesta que ha defendido el PSOE durante todo este tiempo, presumiblemente más económica, pero perdiendo centralidad. Además, los grupos municipales critican igualmente un nuevo cambio de rumbo en un proyecto que, dos décadas más tarde de su primer planteamiento, sigue sin ver la luz, mientras que los comerciantes del entorno de la Casa Rosada aplauden la medida que, aseguran, "supondría aumentar el flujo de clientes".

La crítica más explícita viene del grupo municipal forista. "Es la ubicación más cercana al Museo del Ferrocarril, emplazamiento que el convenio fija para la estación intermodal", advierte el portavoz de Foro Jesús Martínez Salvador, que desliza que esta modificación "permite presagiar un nuevo intento de desplazarla a Moreda". Igualmente, Martínez Salvador critica que "no entendemos cómo la nueva ubicación planteada se encuentra en la zona más inestable geológicamente, según el propio ministerio informó". Cabe recordar que el Ayuntamiento está realizando, en esta misma zona, un estudio del subsuelo, al apreciar hundimientos de gran calado.

"Parece que todo lo relacionado con el plan de vías está sometido a una revisión permanente, y no pasamos de compromisos incumplidos, proyectos y estudios", afeó el edil de Ciudadanos Rubén Pérez Carcedo, miembro del Consejo de Administración de Gijón al Norte, que entiende que la ubicación del apeadero "es un tema menor, ya que estamos hablando de ubicaciones alternativas muy próximas entre sí". Así, Pérez Carcedo pone el foco sobre el estudio informativo sobre la futura estación intermodal, "elemento nuclear de toda la actuación, y del que al día de hoy no tenemos noticias a pesar de que el compromiso era que iba estar listo el pasado mes de marzo", recordando que "sin este estudio no podemos cuantificar el coste real de toda la actuación, avanzar en el resto de actuaciones, ni solicitar, como estaba previsto, la financiación del Banco Europeo de Inversiones".

A la portavoz de Podemos-Equo, Yolanda Huergo, le sorprende que "esta alternativa, que no parece mala, no se hubiera contemplado hasta ahora, después de años de estudios técnicos", con lo que pide que en la ubicación que finalmente se elija "esté perfectamente garantizada la seguridad del terreno, para no dar más pasos en falso". Igualmente, "esperamos que esto no suponga ni mayores costes ni tampoco mas retrasos a añadir a los que ya arrastramos", afeó.

"Gijón no puede tolerar más retrasos ni permitir que continúen las maniobras dilatorias", criticó Alberto López-Asenjo, portavoz municipal del Partido Popular, "es una auténtica tomadura de pelo hacia los intereses de los gijoneses, que necesitamos que infraestructuras relativas al proyecto integración ferroviaria de la ciudad se pongan en marcha cuanto antes". Así, el edil del PP critica que "parece ser que la geotecnia en esa parte de la ciudad es complicada, pero no entendemos por qué no se vio en estos quince años, desde que otro Gobierno socialista decidió mover la estación que ya estaba prevista en Begoña". López-Asenjo recordó igualmente que "el plan de vías fue un acuerdo de la ciudad en que tres administraciones de distinto color político se pusieron de acuerdo", defendiendo que "ahora los gobiernos local, autonómico y central son del mismo color, tienen que dar prioridad y urgencia a esta obra".

La FAV, en contra

La FAV, en contra"Muy preocupado" se mostró el portavoz de Vox, Eladio de la Concha, después de que el edil de Movilidad, Aurelio Martín, reconociera "que las cosas ya no serían como antes tras la vuelta a la normalidad ya que los presupuestos se iban a ver muy recortados y las prioridades tendrían un cambio sustancial", con lo que teme que el proyecto de integración ferroviaria quede nuevamente en el limbo. "Una cuestión tan importante para Gijón parece sometida a continuos cambios de criterios y de incertidumbre", remarcó De la Concha, que critica que "cuando los técnicos informan a la oposición, nos comunican alteraciones sustantivas con respecto a informes previos", afeando la "deriva que está tomando el plan de vías", ya que "a día de hoy ni siquiera existen las certezas de la ubicación de los apeaderos ni mucho menos de los plazos de ejecución, entrega y finalización de algo tan importante como la definitiva localización de la estación intermodal".

El presidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de la ciudad, Manuel Cañete, entiende que "si se apuesta por esta estación, colocar la intermodal en el Museo del Ferrocarril no tiene sentido, porque están muy cerca y no podría ni arrancar el tren". Igualmente, critica que se esté valorando hacer de la estación de Viesques una estación técnica, sin apeadero de viajeros. "Es fundamental dar servicio al campus", enfatiza. Así lo cree también el presidente vecinal de Viesques, Iván Suárez: "es una barbaridad que no lo planteen, el perjuicio más grande es para el campus, aunque para nosotros también". La presidenta vecinal de la zona Centro, Maite Martín, afeó que "están jugando con las ubicaciones para alargar los plazos, en vez de decir que no lo van a hacer", asegurando que "ya no nos creemos nada, hace falta mucha más seriedad".

Los más contentos con el cambio de ubicación del apeadero de viajeros de la zona centro son los comerciantes que tienen sus negocios junto a la Casa Rosada. "Nos dará mucha vida, que cuando quitaron los juzgados de aquí lo notamos mucho", asegura la farmacéutica Carmen Durán. Así lo cree también Gonzalo Riera, que regenta un estanco: "sería maravilloso, para los comercios de la zona sería muy positivo, porque habría mucha más afluencia de gente, y eso siempre nos beneficia". También coincide Alejandro Vaquero, al frente de una óptica. "Desde luego, sería muy importante a nivel comercial. Motivar el flujo de gente siempre es positivo para el comercio".

Compartir el artículo

stats