Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un equipamiento fundamental para el futuro de la ciudad

La Alcaldesa da su apoyo a la estación en Moreda por el ahorro de dinero y tiempo

"Hay que pensar en lo posible para Gijón en esta etapa del poscovid; lo otro es llevar a la ciudad a una aventura incierta", asegura González

Ana González.

Ana González. Á. G.

Un año ha durado el consenso sobre la ubicación de la estación intermodal de Gijón frente al Museo del Ferrocarril. El 24 de mayo de 2019 el Boletín Oficial del Estado publicaba el convenio firmado unos días antes por Adif-Alta Velocidad, Adif, Renfe-Operadora, el Principado de Asturias, el Ayuntamiento y

Doce meses después, los nuevos consejeros de Gijón al Norte y la nueva alcaldesa, la socialista Ana González, tienen en sus manos las conclusiones de un estudio informativo realizado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, y adelantado por LA NUEVA ESPAÑA, donde se establece que las condiciones técnicas, económicas, de plazo y de mantenimiento de la estación intermodal son mucho peores en la ubicación del Museo del Ferrocarril que en Moreda, donde se había fijado la estación en 2006. Conclusiones que la Regidora hace suyas para decantarse por Moreda. Un posicionamiento en sintonía con los también socialistas gobiernos autonómico y central.

"Se creó una ficción sobre la centralidad cuando se está hablando de una distancia entre las dos ubicaciones de menos de 300 metros. Este informe demuestra la falacia de esa centralidad", explicaba ayer la Alcaldesa tras compartir el informe con el resto de los consejeros municipales de Gijón al Norte y todos los grupos políticos de la Corporación. González lo tiene claro: "Yo lo que quiero es una estación intermodal en Gijón y por eso voy a defender la solución que sea posible, la que se pueda hacer más rápido y que ofrezca mayores certidumbres de tiempo y dinero. Y eso la ubicación del Museo del Ferrocarril no me lo da". Blanco y en botella.

Lo que le atrae a la Regidora de Moreda son esos 67,8 millones de ahorro global sobre el proyecto del convenio actual en el Museo del Ferrocarril, que serían 15,5 millones de ahorro directo para el bolsillo municipal, y el hecho de que se pudiera ejecutar a finales de este mandato o principios del siguiente ya que la solución de Moreda ya tiene plan especial aprobado y evaluación de impacto ambiental aprobado y vigente. El siguiente paso sería redactar el proyecto constructivo mientras que para llegar al mismo punto en el Museo del Ferrocarril faltan todavía dos años. Si todo va bien.

Los informes técnicos también aseguran que la ubicación en Moreda afecta positivamente a más población, elimina la necesidad de recolocar dos grandes colectores, salva las complicaciones del subsuelo de la zona del museo, solventa mejor la eliminación de la barrera física de las vías y garantiza una mayor edificabilidad para conseguir ingresos adicionales por venta de suelo.

El ahorro de tiempo y dinero son los argumentos principales para González. Esos y evitar todas las incertidumbres que genera el subsuelo del Museo del Ferrocarril. "¿Cómo vamos a meternos en un crédito, con el Banco Europeo o con quien sea, si no tenemos claro lo que nos va costar?", se preguntaba ayer la Regidora, para quien el cambio de ubicación en el convenio no tendría que afectar al resto de los compromisos adquiridos. Por ejemplo, en lo que tiene que ver con el soterramiento de las vías hacia el oeste o el metrotrén.

El estudio saldrá a información pública para recibir alegaciones pero, antes, será presentado al movimiento vecinal, el Consejo Social y los consejos de distrito. El objetivo es conseguir, si no la unanimidad, si una mayoría de consenso. "Podemos pegarnos por el y yo más o tomar una decisión. Una decisión pensando en lo que necesita Gijón y en lo que es posible y real en esta etapa poscovid o llevando a la ciudad a una aventura incierta", explicó la Alcaldesa, cuyo mecanismo para convencer a políticos y vecinos es "contarle la verdad, lo que hay". Eso sí, González adelantó que el tiempo de discusión está tasado. Marcado por la vigencia del actual estudio de impacto ambiental sobre Moreda que decaería en cuanto se ponga en marcha el del Museo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats