02 de junio de 2020
02.06.2020
La Nueva España

El realojo de la mayoría de los 20 usuarios facilita cerrar La Tejerona a final de semana

Habitaciones de alquiler y el Albergue Covadonga son el destino de los últimos inquilinos del centro para personas sin hogar abierto en marzo

02.06.2020 | 00:50
Camas en el pabellón deportivo de La Tejerona.

No hay fecha oficial, pero la previsión es que entre el viernes y el domingo de esta semana el pabellón de La Tejerona vuelva a ser un simple equipamiento deportivo municipal. Ese fue el horizonte temporal del que se habló ayer en una reunión entre representantes de la Fundación Municipal de Servicios Sociales, que preside la concejala Natalia González, y las entidades de la Red de Inclusión activa. Reunión que incluía, entre otros asuntos, determinar caso por caso el procedimiento de salida de las veinte personas que aún están en el dispositivo social habilitado de manera extraordinaria el 19 de marzo con 100 camas para atender a personas sin techo . Un dispositivo gestionado por el 112 y Cruz Roja, de ámbito autonómico y que surgió con el objetivo de proteger del contagio del coronavirus a un colectivo especialmente afectado al serle imposible confinarse en casa.

El trabajo de seguimiento de estas personas sin hogar se realiza dentro de esta red por personal vinculado a Nacai, el Albergue Covadonga y la Fundación Mar de Niebla. Entidades que ayer se presentaron a la reunión con propuestas de alojamiento concreto para diez de esas personas en habitaciones de alquiler o pisos compartidos. Muchos vinculados a comunidades terapéuticas ya que los problemas crónicos de adicción y salud mental son elementos compartidos. Este tipo de alternativas son la opción para quien tiene unos ingresos mínimos, ya sea a través del salario social o una pensión no contributiva.

Para quien no tiene estos ingresos, ni los tendrá, la alternativa que queda sobre la mesa es la de los alojamientos colectivos. Por ello a algunos de los actuales residentes de La Tejerona se les plantea la opción de ir a los dispositivos del Albergue Covadonga. En principio, y a falta de concretar el operativo en cada caso, quedarían cuatro personas sin alojamiento. Dos de esas personas tienen como intención seguir itinerando por España, como estaban haciendo cuando se impuso el estado de alarma, y otras dos han rechazado ir a un alojamiento colectivo lo que les aboca a volver a a calle.

Dos personas, recuerda Irma Benito de Mar de Niebla, que por su perfil serían perfectos beneficiarios del programa "Housing First, que está pensado para personas sin hogar con una larga trayectoria de vida en la calle. Ahora mismo las veinte plazas de Gijón están ocupadas. Para Benito, con una amplia experiencia profesional, el resultado con quienes han accedido a estas viviendas es muy positivo en la mayor parte de los casos y la única verdadera solución al problema de muchas personas sin hogar. "Se está viendo que con esa vida independiente mejoran muchísimos", explica tras recordar que la alternativa es un ciclo que no para de repetirse de "habitación alquilada, alojamiento colectivo, calle y vuelta a empezar".

En el encuentro de ayer de la Red de inclusión social del municipio de Gijón participaron también representantes de Siloé, la Asociación Gijonesa de Caridad, la Fundación Albéniz y Caritas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad