10 de junio de 2020
10.06.2020
La Nueva España

Los okupas del Carmen vuelven al edificio tras un incendio que obligó al desalojo de madrugada

"Es frustrante; habían amenazado con quemarlo", afirma la dueña del inmueble l La Policía actuó ayer dos veces por peleas entre los residentes

10.06.2020 | 00:52
Víctor, uno de los okupas que viven en el segundo piso, muestra el estado en el que quedó el inmueble de la plaza de José González, "el Presi", tras el incendio de la pasada madrugada.

Un nuevo incidente en el edificio de okupas del Carmen, ubicado junto a la plaza de José González, el Presi, provocó el desalojo de buena parte de sus inquilinos la pasada madrugada tras registrarse un incendio en el hueco del ascensor del inmueble -lleva desde 2015 okupado pese a que varios de sus moradores ya han sido condenados hasta en dos ocasiones por usurpación en sentencias que no terminan de ejecutarse-, que los inquilinos utilizan como basurero. Eso hizo que las llamas se propagasen en cuestión de segundos por las cuatro plantas. "Cualquier día morimos todos, llevamos ya cinco años y medio así", lamentaba de madrugada Luisa Tabares, vecina del piso de al lado. No hubo heridos graves, solo atendidos por inhalación de humo.

El fuego se originó sobre la una de la madrugada. Una parte de los okupas viven enfrentados y optaron en el momento por echarse las culpas del incendio unos a otros. De hecho, sus discusiones y peleas obligaron a intervenir a lo largo del día a la Policía Nacional hasta en dos ocasiones. Desde que se flexibilizó el estado de alarma van casi a intervención diaria entre la Nacional y Local.

Lo seguro de este episodio es que las llamas provocaron una enorme humareda que afectó especialmente a la tercera planta. "Olía a quemado y pronto todo se llenó de humo, pero estoy vivo", relataba, tras recibir oxígeno, José Martínez, que responsabiliza de lo ocurrido a su vecino del segundo. Este último, en cambio, lo niega y acusa a "unos jóvenes que pasaron por ahí". Eso sí, luego ninguno quiere denunciar nada, confirman fuentes policiales.


Hasta el incendio se desplazaron dos vehículos de bomberos, fundamentales para sofocar las llamas y rescatar desde el camión escalera a nueve de los okupas -y al menos a cuatro perros-, que pedían auxilio desde las ventanas. "El humo y el calor se desplazó rápidamente por todas las plantas, haciendo impracticable el hueco de escalera", describen los bomberos. Otros residentes, en cambio, aguantaron en sus pisos. Allí se concentraron no menos de una docena de agentes. También varios sanitarios, en tres ambulancias. Cuatro de los inquilinos recibieron asistencia y tras unos minutos con oxígeno se recuperaron. Al poco estaban fumando un cigarrillo.

Los bomberos terminaron pasadas las tres de la mañana, momento en el que los okupas volvieron a sus respectivas viviendas al no existir daños estructurales y pese al aviso de la toxicidad del ambiente. Antes de entrar se encararon con el vecino del segundo.

Ayer, mañana y tarde, tuvo que intervenir la Policía ante un nuevo enfrentamiento entre ellos, que discutían a voces recriminándose robos, agresiones y hasta el incendio. "Esto es una frustración e indefensión; a la jueza se le puso en conocimiento las amenazas de que iban a quemarlo, como aseguraron los okupas que harían, y se le pidió que ejecutara la sentencia negándose a la misma", señala la propietaria del inmueble.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad