Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los geriátricos, sin casos tras recibir el alta el último enfermo del brote de Gijón

Fallece tras 92 días de lucha contra el coronavirus en la UCI uno de los seis pacientes que aún quedaban hospitalizados en el HUCA

Los geriátricos, sin casos tras recibir el alta el último enfermo del brote de Gijón

Los geriátricos, sin casos tras recibir el alta el último enfermo del brote de Gijón

Los geriátricos asturianos celebraron ayer su primer día sin casos activos de coronavirus tanto en los centros públicos como en los privados. El último caso activo de un anciano con covid-19 en la red geriátrica era un usuario de la residencia El Carmen de Gijón, que enfermó en el rebrote que obligó en su momento a su desalojo y a la cuarentena de toda la plantilla.

La consejería de Servicios Sociales reclamó "prudencia" a la hora de interpretar esta ausencia de enfermos que, aunque positiva, no impide que puedan surgir nuevos brotes. Las residencias ya permiten visitas vigiladas de familiares y sus profesionales, como cualquier ciudadano, ya no están confinados y pueden tener vida social, por lo que la puerta de entrada del virus está ahora un poco más abierta.

Los responsables del negocio aclararon que el alta del enfermo es "un claro motivo de alegría", pero advierten también de que "nadie está a salvo del virus". "Puede darnos un susto otra vez, pero fue el único brote de nuestro grupo y teníamos ganas de poder volver, en medida de lo posible, a la normalidad", aclararon.

La noticia triste de la jornada fue el fallecimiento por coronavirus de un hombre de 77 años en la UCI del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCAtras 92 días de lucha contra la enfermedad. El varón era el que más tiempo llevaba bajo cuidados intensivos en el HUCA, que aún tiene a otros cinco afectados.

El de ayer fue el primer fallecimiento registrado en Asturias desde el pasado día 21 de junio, una defunción que Salud notificó varios días después, el 24, por un retraso en la actualización de datos. La muerte del septuagenario empaña la cierta calma que se respiraba en la región desde el 11 de junio, último día en que se notificó un contagio por covid-19 y que hace que, aún a fecha de hoy, teniendo en cuenta que el periodo de incubación del virus ronda los 14 días, se considere a Asturias como la primera comunidad autónoma de España libre del virus.

En el hospital quedan ahora otros tres varones y una mujer en la UCI, todos ellos con edades comprendidas entre los 74 y los 77 años, así como un quinto enfermo, un varón de 89 años, que se está recuperando ya en planta. Estos datos ratifican lo que los expertos llevan semanas estimando: que los últimos contagios parecen ser más leves y no suelen precisar de hospitalización. De ahí que los que todavía necesitan cuidados hospitalarios correspondan a infecciones de larga evolución.

Salvo el hombre que está en planta, que ingresó el pasado día 21, los otros cuatro lo hicieron en un marco temporal de un mes: entre el día 3 de abril y el 4 de mayo. Son, contando la jornada de hoy, entre 88 y 58 días de ingreso. Los sanitarios aseguran que a partir de una semana de ingreso en una unidad de cuidados intensivos, la calidad de vida del afectado ya se ve mermada. Los que tienen ventilación mecánica suelen precisar de una traqueotomía después de un mes. "Está bien celebrar que pasemos de 14 días sin contagios, pero no olvidemos que estos cuatro enfermos en la UCI siguen ahí y que, cuando se recuperen, necesitarán aún varias semanas para volver a su vida normal", aclararon.

Salud anunció también que se había autorizado a desmontar el hospital de campaña del recinto Luis Adaro de Gijón. Este recurso, equipado originalmente con 144 camas, jamás se llegó a utilizar y podría reinstalarse, en caso de necesidad, en pocas horas, ya que los protocolos ya están hechos y autorizados.

También dio a conocer Salud algunos detalles sobre el plan de contingencia que el Principado baraja ante un posible aumento de los contagios. En concreto, la idea es aumentar en un 79% las plazas para casos positivos con sintomatología leve de personas independientes que no pueden realizar el aislamiento en sus domicilios y en un 25% los puestos para los pacientes dependientes que tampoco puedan aislarse en casa.

Así, Asturias tendría 345 plazas para personas dependientes sospechosas o confirmadas con síntomas leves y sin posibilidad de aislamiento domiciliario, así como para pacientes graves positivos y dependientes. Estarán en los centros de la Fundación Hospital de Avilés, Cruz Roja Gijón, Hospital Monte Naranco y el Centro de Referencia Estatal para personas con Discapacidades Neurológicas de Langreo.

Para los pacientes graves la región tendrá 2.691 plazas en los hospitales públicos y 197 camas de UCI en la red pública y concertada. Esta última cifra se puede estirar hasta las 208 si se suman los recursos de los centros privados. Para los casos con sintomatología leve sin posibilidad de aislamiento domiciliario hay 102 habitaciones individuales en la residencia de Mieres, un recurso pensado para las próximas semanas ante la afluencia de turistas.

Pese a las previsiones, en la actualidad la incidencia del virus no obliga a realizar cambios. El centro citado de Langreo, por ejemplo, solo albergaba ayer a tres usuarios. El hecho de que esté prácticamente vacío responde a que la red geriátrica ya no tiene casos positivos.

Compartir el artículo

stats