DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Musel prevé regatear las pérdidas con varias ventas, como el parking de Fomento

La crisis derivada del coronavirus provocará una reducción de 2,4 millones de toneladas en 2020, según la Autoridad Portuaria

El Musel prevé regatear las pérdidas con varias ventas, como el parking de Fomento

El Musel prevé regatear las pérdidas con varias ventas, como el parking de Fomento

La Autoridad Portuaria de Gijón prevé evitar cerrar con pérdidas el año 2020 mediante la venta de patrimonio, según se desprende de las cifras incluidas en el plan de empresa que ayer aprobó su consejo de administración. El proyecto aún no es firme, dado que deberá ser aceptado por Puertos del Estado que antes de darle el visto bueno quiere que se despeje el futuro de la participación del Puerto en la Lonja y en la Zalia.

El Musel cerró 2019 con unos beneficios de 4,7 millones de euros y unos tráficos de 17.406.000 toneladas. La crisis económica derivada del coronavirus, se traducirá, según las previsiones de la Autoridad Portuaria, en que El Musel cierre 2020 con 15,06 millones de toneladas, lo que supone una pérdida de 2,4 millones respecto al año pasado. Si todo va como calculan, la recuperación llegaría en 2021, con 17,70 millones de toneladas.

Pese al mal resultado operativo, la Autoridad Portuaria considera que cerrará 2020 con unos beneficios de 6,9 millones de euros gracias a la venta de activos que le dejarían unos resultados netos de 7,2 millones de euros. La venta de esos bienes está prevista para este año en el plan de empresa del Puerto, pero por el momento sólo hay una de ellas asegurada: la antigua sede que va a ser adquirida por la sociedad Miramar Apartamentos en 3,58 millones de euros, operación que dejará un beneficio al Puerto de dos millones. En cuanto a los terrenos de Jove, la previsión es poder enajenarlos este año en 1,57 millones de euros, dejando un beneficio al Puerto de 843.000 euros.

El plan de empresa también prevé enajenar este año el parking del espigón central de Fomento en 4,35 millones de euros, con una rebaja a la empresa concesionaria, Parkia, del 60,70% respecto al precio en el que ese aparcamiento se tasó en 2018, que era de 10,74 millones de euros. La empresa concesionaria se ha mostrado interesada en la compra, que de hacerse al precio previsto en el plan de empresa dejaría unos beneficios al Puerto de 4,22 millones de euros, ya que esa infraestructura está prácticamente amortizada en su totalidad.

El plan de empresa deja para 2021 la venta de la parcela de Naval Gijón, en 5,16 millones de euros y para el año 2022 contempla la venta del suelo portuario que tienen en concesión el Club Natación Santa Olaya, Astilleros Armón y El Tallerón por 16,99 millones de euros en conjunto. Desaparece del plan de empresa, con previsiones que llegan hasta 2024, la venta de las acciones de Ebhisa.

Las inversiones del Puerto en 2020 ascenderán a 6 millones de euros, para la recogida de aguas pluviales en la ampliación, pavimentaciones y sobre todo para pequeñas obras de mantenimiento.

El consejo de El Musel también aceptó ayer la renuncia a la concesión en el muelle Olano de Cemex, aceptando tras un informe de Abogacía del Estado, devolverle los 242.000 euros de fianza. La crisis del covid-19 llevó a Cemex a posponer la fábrica que iba a abrir en Inglaterra, desde la que preveía traer cemento a El Musel.

La dirección del Puerto también informó de que se ha llegado a un acuerdo para atajar el conflicto laboral en Ebhisa, aumentando el complemento salarial a los trabajadores en ERTE. La terminal de minerales recibió ayer ya un barco para descargar, tras haber desviado a la ampliación dos durante el conflicto.

Compartir el artículo

stats