06 de julio de 2020
06.07.2020
La Nueva España

El IBI diferenciado "habrá de ponerse sobre la mesa", avisa Podemos al gobierno

El grupo, básico en el acuerdo presupuestario de este año, reivindica el compromiso con la reconstrucción social "de quien tuvo más beneficios"

06.07.2020 | 01:07
Ana González saluda a Yolanda Huergo en el Pleno en presencia de Aurelio Martín.

El sentido del voto de las tres integrantes del grupo municipal de Podemos-Equo fue esencial hace unos meses para que salieran adelante las primeras ordenanzas fiscales y el primer presupuesto del mandato de la socialista Ana González . Y lo volverá a ser dentro de unos meses si se quiere repetir el frente común presupuestario con el que la izquierda marcó su primacía sobre el centroderecha gijonés en el salón de plenos. Laura Tuero, en calidad de portavoz del grupo, dio ayer un aviso a navegantes: "El IBI diferenciado se habrá de poner sobre la mesa". Y es que, al margen del escenario económico final, Podemos tiene claro "que quien más beneficios ha adquirido durante años debe colaborar en la reconstrucción social a la que nos enfrentamos".

La aplicación de un tipo más alto para propiedades no residenciales con un valor superior al millón de euros, lo que popularmente se dio en llamar "IBI para ricos", fue una de las grandes novedades, y la más polémica, de las ordenanzas fiscales de 2020. Y elemento esencial en el voto favorable de Podemos, que lo llevaba en su programa electoral. Igual que aparecía en el punto 34 de los 88 que conforman el pacto de gobierno entre PSOE e IU.

La crisis sanitaria del coronavirus y la suspensión de la actividad económica por el estado de alarma llevó al gobierno de Ana González a decidir la suspensión de su cobro. Una situación que se podría prolongar a lo largo de 2021 como algunas suspensiones o bonificaciones de tasas municipales también decididas durante el confinamiento.

El gobierno municipal, como explicó la concejala de Hacienda, Marina Pineda, en una entrevista en LA NUEVA ESPAÑA, no tiene previsto bajar los impuestos el año que viene pero si ser prudente en posibles actualizaciones. El gobierno local baraja, por ejemplo, seguir sin aplicar ese IBI para ricos.

Los números no le cuadran a Podemos. "Desde el gobierno nos prometen que el año que viene no se subirán impuestos a la vez que nos dicen que el ayuntamiento necesita aumentar los ingresos. Nos gustaría conocer su propuesta de quién va a asumir el coste de la crisis siendo necesario reforzar las ayudas a quien más lo necesita y a los servicios públicos, que se mostraron esenciales en el estado de alarma", matizaba ayer Tuero.

A Podemos le falta, para hacer una valoración completa de la situación, conocer los números c que maneja el gobierno local que, al igual que todo el municipalismo español, está pendiente de que el gobierno de España autorice a los ayuntamientos a gastar todo su remanente. Algo que la actual ley de Estabilidad Presupuestaria limita imponiendo que una parte vaya a amortización de deuda. Pineda ya adelantó que si no se puede usar el remanente pedirá al Pleno autorización para poder gastar el dinero reservado a amortizar deuda. Una decisión que podría suponer el incumplimiento de la regla de gasto y el principio de estabilidad y, por tanto, la obligación para Gijón de aplicarse un plan de ajustes a dos años. Otra vez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad