17 de julio de 2020
17.07.2020
La Nueva España

El Tostaderu pierde arena y bañistas

"Estamos prácticamente sobre las rocas", lamentan los habituales de la popular zona, que urgen una solución al Ayuntamiento

17.07.2020 | 01:13

El Tostaderu languidece. Lo cuentan los clásicos de esta conocida zona de la playa de San Lorenzo, arrinconada entre el mar y el río Piles y a la que se accede a través de la escalera 16. Según explican los habituales del lugar, a la progresiva pérdida de arena que sufre desde hace tiempo, "acentuada este año", se suma el abandono del área en algunos momentos. "Hay suciedad habitualmente", indica Belén Vega, veterana del lugar.

Esta gijonesa que frecuenta El Tostaderu desde hace medio siglo explica que, en otras ocasiones, a base de insistir con reclamaciones al Ayuntamiento, los bañistas conseguían que durante los últimos días de junio se rellenase la zona con arena, justo a tiempo para la temporada estival. Sin embargo, la situación "cada año ha ido a peor". "Ya no nos hacen caso", lamenta. "Está muy mal, no pusieron duchas hasta hace un par de días, pero sí bebederos en todo el paseo del Muro, lo cual me parece una contradicción en la lucha contra el virus", añade Vega. "Se ha convertido en una zona abandonada, sucia, con mucha piedra y poca arena", cuenta la vecina.

Inma Luengos, otra de las bañistas con solera en El Tostaderu -lleva acudiendo al lugar "toda la vida"-, observa cómo "otros años venían más niños a jugar, pero estos últimos veranos ya no hay tanta arena y se ven menos familias por falta de arena". Algo que también afecta a adultos y mayores porque tumbarse en la toalla se ha convertido casi en un imposible: "Como no traigas tumbona, encuentras mucha piedra en el suelo. Estamos sobre las rocas".

Respecto a las duchas, comenta que ella las usaba cada año para bañarse en vez de entrar en el mar, pero entiende "que por la situación hayan decidido limitar su uso". La gijonesa, por su parte, no aprecia tanta suciedad como su compañera, pero sí reconoce la falta de arena, "que en este sitio lo es todo".

A la escalera 16 también acude siempre Patricia Suárez, a menudo acompañada de sus padres. Recuerda ir a El Tostaderu desde que tiene "uso de razón" y remarca que la cantidad de arena ha ido disminuyendo año a año: "De hecho, yo creo que este es el año en el que menos arena hay". Sobre la suciedad no pone queja porque explica "no ver nada diferente de otras zonas de la playa". Afirma encontrarse con la "habitual basura en la arena, como colillas o algún plástico", aunque aclara: "Nada fuera de lo normal".

Durante el pasado mes de marzo, El Tostaderu también se convirtió en foco de problemas ante la posible aparición de restos fecales en la arena derivados del río Piles. Surgieron quejas por malos olores, y por ello se hicieron catas para descartar la presencia de bacterias en su arena y desvelar el origen del mal olor. Durante el estudio se barajó incluso la opción de retirar arena de El Tostaderu y posteriormente rellenarlo con "áridos regenerados", pero el posterior estado de alarma por la crisis del coronavirus paralizó el proceso de catas, y desde el Ayuntamiento no se han pronunciado al respecto tras el confinamiento y la vuelta a la normalidad. Todos los habituales coinciden en lo mismo: falta arena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad