Durante la tarde de ayer, la compañía asturiana "Teatro del Norte" trajo de vuelta al Jovellanos la dramaturgia puesta en pausa por el confinamiento con "El retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte", y lo volverá a hacer hoy, sábado, a las 20.30 horas.

Desde la organización del teatro municipal, quieren dejar claro que la celebración de los espectáculos garantiza seguridad durante una "experiencia confortable". Sólo se ocuparán asientos del patio de butacas y un aforo que se ha reducido a los 100 espectadores, que podrán acudir con hasta una hora de antelación para evitar aglomeraciones, y deberán lavarse las manos con un gel hidroalcohólico a la entrada.

La obra de Valle Inclán, pese a seguir la actuación musical de Óscar Mulero del pasado miércoles, es la primera función teatral tras la cuarentena. El próximo miércoles, 22 de julio, será el turno para Tarik Rahim.