Al margen de la respuesta final a las alegaciones al estudio informativo de la estación intermodal y a la espera de una reunión de Gijón al Norte, el plan de vías sigue siendo motivo de polémica. Reproches de ida y vuelta entre el gobierno, y más en concreto la Alcaldesa, y la oposición. Jesús Martínez Salvador y Rubén Pérez Carcedo, por Foro y Ciudadanos, respectivamente, contestaban ayer a Ana González. El origen de este enésimo rifirrafe está en la alegación presentada por los servicios técnicos municipales reivindicando que la opción de la estación en Moreda genera un mayor aprovechamiento urbanístico que en el Museo del Ferrocarril. Su base es el plan especial elaborado por el equipo de Jerónimo Junquera. La Alcaldesa ya se ha posicionado a favor de Moreda.

"Lo que tiene que hacer la Alcaldesa es dejar de enredar con planes especiales y defender el convenio del plan del vías, que para eso la votó la ciudadanía de Gijón, y no para desmontar un proyecto que pasó todos los filtros y fue aprobado social y políticamente incluyendo a su partido en todos los niveles de la administración. Tenemos el caso insólito de una Alcaldesa que, en vez de defender que se cumpla lo pactado por todos, está haciendo lo posible por cargarse el Plan de Vías", denunciaba el líder forista. González había cargado contra Martínez Salvador por insinuar que la opción de Moreda podía ocultar un pelotazo urbanístico.

Rubén Pérez Carcedo ve preocupante que "se esté hablando de condicionar el inicio de las obras a los ingresos que se generen por las ventas de los terrenos liberados, algo que ya se había suprimido en el actual convenio y que es más propio de otros tiempos en los que reinaba la especulación y el ladrillo. Cuesta creer que este sea el modelo de obras públicas de un partido y una Alcaldesa que se dice progresista".