Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo carril bici abrirá las obras para la ampliación peatonal del Muro

La colocación de casetas y el acopio de materiales comienzan hoy l Fuertes críticas vecinales a la reforma por hacerse en pleno agosto

Automóviles en los dos carriles aún activos del Muro.

Automóviles en los dos carriles aún activos del Muro. JULIÁN RUS

Un Muro más peatonal que nunca. Ese es el nuevo papel que la crisis sanitaria del covid da a uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad y la razón de un proyecto de obras municipal que no ha dejado indiferente a nadie. Más en pleno verano, frente a

A lo largo de hoy, el personal de la firma Bienes y Obras del Principado, adjudicataria del trabajo, se encargará de las labores de logística con la colocación de casetas y el acopio de materiales. El cronograma de actividad establece que mañana se cortará el carril izquierdo de circulación, por donde irá el nuevo carril bici, colocando los separadores y quitando la pintura de las señales de tráfico.

Para el lunes queda seguir poniendo separadores y empezar a quitar un tramo de la mediana donde tiene que hacer un retranqueo el carril bici debido al giro que hay en Menéndez Pelayo. La ejecución del carril bici supone también acciones de pintura, señalización horizontal y movimiento de algunos semáforos. Todo intervenciones mínimas pero que tienen garantizada la expectación de todos los gijoneses. Muchos de acuerdo con abrir espacios al peatón. Tanto por seguridad como por estética. "Así la gente puede pasear libremente por el Muro, que es precioso", reivindicaba Lola Prada.

Un planteamiento similar al de Juan Alonso Riesgo para quien "es perfecto que se peatonalice, pues no creo que exista suficiente espacio viendo la que está cayendo. Es mejor que amplíen la zona para poder mantener mayores distancias". Vecinos como Ángel Castañón inciden en la idea de que los peatones son mayoría: "Somos más los que caminamos por el Muro que los que vamos en coche. Creo que nunca sobra espacio y, cuanto más tengamos los peatones, mejor".

No todos lo ven con tan buenos ojos. Ni mucho menos. Manuel Sánchez es especialmente crítico con el problema de tráfico que, entiende, generará esa obra en vías de circulación alternativa como la avenida de Castilla, donde el reside. "Era la zona menos polucionada de Gijón y, ahora, es de las que más", critica al tiempo que califica el proyecto de "capricho" de la Alcaldía, a la que reprocha no haberlo consultado antes con los vecinos.

Miguel Rodríguez, duda de la utilidad de peatonalizar la zona pero entiende que la obra "será para bien". Sobre todo porque cambia de sitio el carril bici. "Si pasa al otro lado, fenomenal porque tal y como está ahora es un desastre; además de que hay patinetes y bicicletas que no lo respetan".

Más allá de la bondad o no del proyecto, lo que más ampollas levanta es que se haga en el mes central del verano. María José López, por ejemplo, se posiciona a favor de la peatonalización, pero muestra su disconformidad con la fecha escogida: "Igual en agosto no es el momento adecuado, ya que es cuando más gente hay por Gijón" Alberto Corujo coincide con ella . "Que las obras comiencen ahora me parece mal. No sé cómo van a afectar al tránsito, pero deberían posponerlas", plantea. Mientras, Sánchez se pregunta irónicamente si no existía un momento mejor para la realización del arreglo: "Por qué no hicieron las obras en febrero? ¿Tiene que ser ahora cuando hay turismo?".

Desde el PP, Alberto López-Asenjo, portavoz municipal, señaló ayer que su grupo no se niega a la realización de las obras pero sí cree que la ampliación "se puede compatibilizar perfectamente con mantener el tráfico rodado". En este sentido, los populares consideran que el Muro y la avenida de la Costa han sido "deliberadamente entorpecidas", desatando así un "caos circulatorio" que castigará a todos los gijoneses con "frecuentes atascos". Como alternativa, el PP propone aprovechar el espacio que ahora ocupa la mediana verde, o bien incorporar a las aceras los aparcamientos más próximos a las edificaciones. Todo ello, manteniendo la circulación de vehículos a motor al menos en un carril en cada sentido.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats