Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo plan de Vauste: despedir a 80 trabajadores y regular un año al resto

La empresa expone al juez que podrá reabrir en septiembre de 2021 si cuaja alguna de las negociaciones con catorce potenciales clientes

Ignacio Fuster, a la izquierda, ayer, junto a parte de los afiliados de CSI en Vauste, en el salón de actos de la Casa Sindical, en los momentos previos al inicio de una asamblea.

Ignacio Fuster, a la izquierda, ayer, junto a parte de los afiliados de CSI en Vauste, en el salón de actos de la Casa Sindical, en los momentos previos al inicio de una asamblea.

El fiasco en las negociaciones con Tenneco Automotive para renovar el contrato de suministros de amortiguadores y sus piezas a la multinacional estadounidense, ha llevado a Vauste Spain a presentar al juez de lo Mercantil de Gijón un nuevo plan de viabilidad de la compañía, que pasa por despedir a 80 trabajadores y una regulación temporal de empleo hasta el 31 de agosto de 2021 para otros 51 operarios. La plantilla de Vauste está actualmente afectada por un ERTE que comenzó el 17 de marzo y que expira el 30 de septiembre, con el que la empresa prevé encadenar la nueva regulación temporal para los empleados que no despida.

Esto supone prolongar hasta el 31 de agosto de 2021 el cierre de la fábrica de amortiguadores del alto de Pumarín, al haberse quedado sin su único cliente, y mantener la actividad una semana al mes en la fábrica de piezas de aleación de magnesio en la nave que tiene la empresa alquilada en Roces, en la que trabajan ocho de sus 131 empleados de plantilla. Todos ellos se verán afectados por el ajuste, o despedidos o regulados temporalmente.

Vauste entró en concurso de acreedores el pasado 12 de junio con 8,41 millones de euros de pasivo. Presentó entonces un primer plan de viabilidad que pasaba por el despido colectivo de entre 40 y 60 operarios y una reducción del sueldo del 20% para el resto de la plantilla, por entonces cifrada en 133 personas. La empresa aún negociaba con Tenneco, antigua propietaria de la fábrica de amortiguadores del alto de Pumarín, un nuevo contrato para seguir suministrándole amortiguadores y ejes de los mismos. El 7 agosto Tenneco comunicó formalmente a Vauste la no renovación del contrato debido a la situación del mercado (derivada de la crisis del coronavirus). De ahí el nuevo plan presentado al juez para intentar evitar la liquidación.

La reestructuración de Vauste, con el despido del 61% de la plantilla, contempla eliminar la linea de fabricación de ejes para amortiguadores, la menos rentable, y centrarse en captar nuevos clientes para venderles amortiguadores. Los despidos propuestos obedecen al cese de fabricación de ejes, la reorganización de otras áreas de producción y de áreas de soporte.

La empresa considera que podrá cerrar algún contrato a finales de este año, pero sin que se vaya a iniciar la producción antes del tercer o cuarto trimestre de 2021. Para la empresa es clave, además de la reestructuración laboral, la aprobación del convenio con los acreedores sin quita de la deuda, pero con el aplazamiento de los pagos durante tres años.

En el nuevo plan para evitar la liquidación, la compañía sostiene que en 2024 volverá a alcanzar el volumen de producción de amortiguadores que hacía para Tenneco en 2019: 400.000 unidades. Reducir los precios de venta y aprovechar que los potenciales clientes están rediseñando sus áreas de suministro, tradicionalmente desde Asia, debido a la pandemia, son dos de las claves que ve la compañía para salir adelante; además de reforzar el área comercial con "freelancers" y crear una marca propia, "Driveson".

Vauste negocia actualmente con 14 clientes posibles contratos a cerrar entre finales de este año y principios del que viene, con probabilidades de éxito que van del 10% al 50% en cada uno, según la empresa. En total, la empresa ha presentado ofertas a 40 potenciales clientes para los próximos años, de los que espera captar a un 30%. En la linea de magnesio negocia con cinco potenciales clientes de automoción y ferroviarios.

Compartir el artículo

stats