Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marítima del Principado solicita una concesión por 15 años en El Musel para importar siderúrgicos

La compañía prevé alcanzar 200.000 toneladas al año de bobina y chapa gruesa en el Muelle Olano, concentrando los graneles en la ampliación

El Muelle Olano con el último cargamento de bobina y chapa gruesa descargada por Marprin en la zona que han solicitado en concesión. En primer término, un tren cargado para despachar el envío a un cliente.

El Muelle Olano con el último cargamento de bobina y chapa gruesa descargada por Marprin en la zona que han solicitado en concesión. En primer término, un tren cargado para despachar el envío a un cliente. MARCOS LEÓN

Marítima del Principado (Marprin), compañía participada por el grupo Toro y Betolaza, ha solicitado a la Autoridad Portuaria de Gijón una concesión por 15 años en el Muelle Ingeniero Olano para mover productos siderúrgicos. La empresa inició hace años esa operativa, con autorizaciones de ocupación a corto plazo, y la

A diferencia de una autorización temporal, una concesión garantiza a largo plazo la disponibilidad de un espacio en el Puerto, pero también obliga a cumplir con unos tráficos mínimos anuales, que normalmente varían en los primeros años de la concesión respecto a los siguientes. La empresa prevé llegar a alcanzar las 200.000 toneladas anuales de mercancía siderúrgica en la concesión que ha solicitado, de 5.000 metros cuadrados en la parte trasera del Muelle Olano, la más próxima a la escollera que da a la dársena de Ebhisa.

Los productos siderúrgicos que ya está moviendo Marprin por ese muelle son fundamentalmente bobina de acero y chapa gruesa para la fabricación de los fustes de torres eólicas. En cuanto a la bobina, sus usos son múltiples en diversos talleres e industrias transformadoras de la región. La mayor parte del acero que se importa por este muelle se corresponde con adquisiciones de empresas asturianas. Se trata de acero más barato del que se produce en Europa, procedente fundamentalmente de siderurgias de Turquía, del Lejano Oriente y en algún caso del norte de África.

La mercancía está llegando a bordo de barcos compartidos de hasta 20.000 toneladas, del que sólo una parte vienen para Asturias: Van repartiendo ese cargamento en las escalas que hacen por diversos puertos europeos, fundamentalmente Aveiro (Portugal), Gijón, Bilbao y Amberes.

La concesión solicitada por Marprin no puede ser otorgada directamente por la Autoridad Portuaria de Gijón, que ha abierto lo que se denomina trámite de competencia de proyectos, dando un mes de plazo para que cualquier empresa interesada pueda presentar una alternativa para la ocupación de ese espacio, eligiendo el Puerto la que mejores condiciones le reporta. Algo que a priori no parece que se vaya a dar en este caso, dado que otras compañías estibadoras que se dedican al trasiego de productos siderúrgicos por El Musel ya están operando por otros muelles de un puerto que, tras la ampliación culminada en 2011, lo que le sobra es superficie disponible.

Además del incipiente tráfico de productos siderúrgicos, Marítima del Principado lleva años utilizando el Muelle Olano para la carga y descarga de graneles sólidos, fundamentalmente carbón, actividad que ahora va a concentrar en el Muelle Norte, donde recientemente posicionó dos grúas para atender este tráfico y también para la carga de proyectos. Una de ellas es la grúa más grande de España para el manejo de graneles sólidos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats