Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Festival de Cine apuesta por el formato online, jóvenes directores e Iberoamérica

La cita prevé el uso de menos sedes para mayor control y aspira a utilizar el autocine l "El objetivo es seguridad y comodidad", explica el director

Alejandro Díaz Castaño y Fran Gayo, director y programador del Festival Internacional de Cine de Gijón, sentados en las escaleras de entrada a la Antigua Escuela de Comercio, sede de las oficinas del FICX.

Alejandro Díaz Castaño y Fran Gayo, director y programador del Festival Internacional de Cine de Gijón, sentados en las escaleras de entrada a la Antigua Escuela de Comercio, sede de las oficinas del FICX. JUAN PLAZA

El Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX de su estructura para que, independientemente de las opciones que la situación sanitaria permitan para entonces, se hable de cine en la ciudad del 20 al 28 de noviembre. Es por ello que el formato online estará presente por primera vez para seguir en streaming las proyecciones y hasta para realizar videoconferencias con aquellos protagonistas que no puedan desplazarse ante un posible cierre de fronteras por el coronavirus. En caso de poder disfrutar del séptimo arte de forma presencial, serán pocos y escogidos los escenarios, como el teatro Jovellanos, La Calzada y, como novedad, el autocine de Gijón. Esta es la idea en la que trabajan el director Alejandro Díaz Castaño (Bimenes, 1979) y el nuevo programador Fran Gayo (Gijón, 1970) -hace apenas una semana que regresó de Buenos Aires (Argentina)- para cerrar la programación de la 58ª edición, que apostará por los cineastas jóvenes y el cine iberoamericano, con una nueva sección. El objetivo es claro: "conjugar un festival seguro con comodidad para los espectadores".

"Habrá Festival de Cine al cien por cien". Así de tajante se muestra Alejandro Díaz, que junto a Fran Gayo ultiman la programación para este año. "Tenemos que estar atentos a la evolución de la pandemia en los próximos días y semanas, pero en caso de rebrote o situación extrema, tenemos asegurados unos contenidos online para, al menos, tener una edición a través de internet", desvela el director del FICX. Esos contenidos online se mantendrán también incluso si la cita se desarrolla presencial.

Ahora mismo, todo hace pensar que el desarrollo del FICX, aun con aforos reducidos, se podrá llevar a cabo. "Trabajamos con varias ideas en la cabeza, y tenemos que desarrollarlas todas a la vez, no habrá una definitiva hasta que no arranque el festival; ahí se decidirá el modelo final", confiesa Fran Gayo, pendiente como todo el equipo de las directrices sanitarias al minuto.

"Todos los festivales necesitan una reformulación". Esta es la premisa de la que parte el FICX. Es más, "debemos aprovechar la coyuntura y ver el 'streaming' como una herramienta más para comunicar de forma más amplia", estima Gayo. Más allá de ir al cine, ambos tienen que claro que "para alguien que no puede salir de casa" por culpa del coronavirus resultan fundamentales las proyecciones online. "Se podrá ver la sección oficial desde casa, estés en Gijón o en Cabañaquinta", promete el programador.

Además de las películas, también se podrá disfrutar de la presencia online de muchos de sus protagonistas. Ante este escenario, son conscientes que la lista definitiva de invitados tardará en cerrarse si es que se llega a cerrar y no hay imprevistos. "Las herramientas online nos ayudarán a que los invitados que quieran venir y no sea posible puedan interactuar con el público, manteniendo encuentros por videollamada después de las proyecciones", asegura Díaz.

Este año el FICX "apostará más por visibilizar en un primer tiempo a los cineastas jóvenes y también por películas que no tengan asegurada su distribución en España". Es uno de los grandes compromisos para esta edición, donde también volverá a estar muy presente la creación asturiana. "Necesita más refuerzo, pero es un cine que no deja de crecer", apuntan.

Una de las novedades de este año será la creación de una sección específica para el cine iberoamericano. "Es muy de agradecer el atomizar la sección oficial, con este tipo de cine, que es de donde llegan ahora las mayores innovaciones del sector", confirma Fran Gayo, que viene de trabajar en el Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires (BAFICI).

La puesta por el cine iberoamericano, en cambio, supone también una dificultad. "Vine hace una semana de Argentina, un viaje que ya de por sí es cansado y que ahora tienes que estar muy seguro de meter en eso a un invitado. Todos los vuelos se ralentizan al extremo", reconoce Gayo. "Les estamos hablando con total franqueza, nadie puede asegurar que puedan venir", añade Alejandro Díaz. Eso sí, están viendo que "el compromiso con sus películas y el poder dialogar con el público les pesa más que los problemas del viaje", afirma Gayo.

A la buena noticia de la ampliación de aforo en el teatro Jovellanos, que podrá contar con hasta 559 espectadores a partir de octubre, se suma la posibilidad de incorporar el autocine de Gijón a los escenarios del FICX. "Estamos mirando, como hicimos en verano", explica el director. Además, volverán a los cines de La Calzada, que cuentan "con unas salas técnicas impecables". "Es una sede importantísima y queremos ver cómo definirlo este año; estamos penando en utilizar salas con mayor capacidad que hasta ahora y así acoger a más espectadores, que es el principal reto", afirma.

En las sedes más pequeñas, como el Antiguo Instituto, todavía siguen contando butacas para "optimizar, siempre dentro de la normativa sanitaria". Eso sí, "habrá menos sesiones y más limpieza entre proyecciones". "Queremos tener menos sedes para poder tener un mayor control, no podemos perder de vista todo lo que pasa en el FICX para estar seguros y tenerlo todo bajo control", explica Díaz.

El trabajo pasa también por ver cómo otros festivales se desarrollan ante la pandemia. "Estamos en contacto con festivales cercanos como San Sebastián y Bilbao, también a través de la Europa Film Festival, de la que formamos parte junto a otros doce festivales. Tenemos reuniones semanales para ver qué medidas podemos tener para garantizar la seguridad", defiende el director. En Venecia contaron con la presencia de Lara González, compañera del equipo, "que estuvo informando de las medidas". "Los festivales de cine están siendo espacios seguros", garantizan.

Compartir el artículo

stats