Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FLOR PALACIO | JEFA DEL SERVICIO DE SALVAMENTO DE PLAYAS DEL AYUNTAMIENTO DE GIJÓN

"En San Lorenzo hubo más auxilios este año por cómo dejaron la arena los temporales"

"Puede haber opiniones diferentes sobre el número de efectivos, pero desde el Ayuntamiento siempre se ponen todos los recursos necesarios"

Flor Palacio, en la caseta de Salvamento de San Lorenzo, con la bahía reflejada en la cristalera.

Flor Palacio, en la caseta de Salvamento de San Lorenzo, con la bahía reflejada en la cristalera. ÁNGEL GONZÁLEZ

Flor Palacio es desde 2002 la jefa del Servicio de Salvamento de playas de Gijón, que hoy concluye la temporada de baños sin celebraciones, dado que un joven falleció ahogado en San Lorenzo en junio. Alaba el trabajo de los socorristas en un verano atípico por el virus.

- Se acaba un temporada sin ramo de laurel porque hubo un ahogamiento.

-Sí, esta temporada lamentablemente no podremos colocar el ramo por el accidente que tuvimos el 23 de junio. Sintiéndolo bastante y acordándonos en estas fechas del chico y de su familia.

- Hace tiempo que no ocurría.

-No lo colocamos hace dos o tres temporadas por otros fallecimientos en Poniente y El Arbeyal, aunque no fueron por ahogamientos. Este año también hubo otro infarto mortal en el agua en El Arbeyal.

- ¿Qué me dice de la quejas de los socorristas por falta de efectivos?

-En todos los colectivos siempre hay opiniones diferentes. En el equipo de salvamento hay muy buenos profesionales y por parte del Ayuntamiento siempre se ponen todos los medios técnicos y recursos necesarios.

- ¿No hubo falta de personal?

-Es verdad que este año, debido al confinamiento, no se pudieron hacer los procesos selectivos planificados y las bolsas de trabajo que había quedaron algo cortas. Hubo retraso en prestar el servicio en las playas del este, pero eso se suplió y al final se prestó servicio con el personal que estaba planificado.

- Donde se produjo el ahogamiento, en la escalera 1, no había socorrista en ese momento.

-Entre la escalera 0 y la 1 suele haber un socorrista, pero es de los últimos que se incorpora y está más encaminado a vigilar la gente que baja por la escalera 0, porque desde las otras zonas de vigilancia de la playa hay momentos de la marea en los que no se tiene buena visibilidad ahí. Pero en el momento del accidente sí que había socorrista en la rampa de la escalera 2, que fue quien dio el aviso de que había personas en apuros e inmediatamente fue la moto acuática. Pero cuando accedió allí sólo pudo localizar a la chica, de las dos personas que estaban en el agua.

- De las playas rurales del este al final se hizo cargo Cruz Roja.

-Sí, como las bolsas de trabajo para el personal de salvamento se agotaron, pues al final se contrató personal de Cruz Roja, que estaba totalmente coordinado e integrado con nosotros, para dar servicio a las playas de Peñarrubia y Estado.

- Entonces, ¿había suficientes medios?

-Tenemos dos motos acuáticas, dos embarcaciones semirrígidas y una Uvi móvil. No creo que haya muchos concejos que lo tengan. De todas formas, siempre estamos renovando el material. Ahora, a final de temporada, se revisará y según los informes que nos den los servicios de mantenimiento, veremos lo que hay que renovar y las mejoras que se pueden introducir.

- ¿Hubo problemas con la distancia de seguridad por el virus?

-Contamos con una ayuda muy buena, que fueron los acomodadores de playa, que estaban pendientes del aforo y de que se mantuviese la distancia de seguridad. Se cumplió muy bien, la gente colaboró y yo observé que la propia responsabilidad de los bañistas por mantener la distancia cuando estaban tomando el sol fue grande.

- ¿Hubo muchas intervenciones esta temporada?

-Los rescates fueron bastante más que en la temporada pasada, aunque la mayoría no fueron de gran riesgo, sino pequeñas ayudas.

- ¿Por qué hubo más?

-Por los temporales de invierno, que nos dejó la lámina de arena en las zonas de baño bastante tocada. Había bastantes desniveles. La zona de baños para las escaleras 10 a 14, prácticamente la tuvimos que mantener toda la temporada frente a la escalera 11, porque en determinados momentos de media marea y bajamar, tenía condiciones muy difíciles para el baño, por las corrientes que genera la desembocadura del Piles y los desniveles que produce en la arena, muy peligrosos. Era más segura a pleamar. Otro tanto pasó con los usuarios de la zona central de la playa, que tuvieron que bañarse donde La Escalerona.

- ¿Esas condiciones cambian año a año?

-Sí. La playa de San Lorenzo es una playa muy abierta, donde hay bastantes movimientos de arena. Por eso, lo primero que hacemos cuando llegamos en mayo es ver cómo está el fondo. Lo qué sí hay siempre son unas corrientes clásicas, de los extremos, la de la Cantábrica que aparece en determinados días y la que genera la desembocadura del Piles. Y otra en la zona central. Eso no cambia.

- ¿Cómo influye el conocimiento por los bañistas?

-Si no conocen la playa, normalmente la gente tiene tendencia, si no ve bien la señalización, a entrar a bañarse en la zona donde ve menos olas, que seguramente en la playa de San Lorenzo es donde va a haber una corriente y por lo tanto más riesgo.

- No sólo las condiciones del mar motivaron banderas rojas, también la contaminación que arrastra el Piles provocó algún episodio este verano.

-Estamos muy pendientes de eso, pero sólo hubo un día este verano, porque había llovido bastante y durante unas horas se adoptó la medida de manera preventiva. Otro episodio de contaminación tuvo que ver con una mancha de gasóleo en la zona de La Escalerona.

- ¿Se respetaron siempre los aforos fijados por el virus?

-Algunas horas en unos pocos días, con pleamar y días muy buenos se completaron. Pero no fue lo habitual; la gente siguió viniendo a la playa, pero de manera escalonada. Además, este año también hubo mayor afluencia que otros a la playa de Poniente, a donde se pudieron trasladar usuarios habituales de San Lorenzo, porque las mareas no influyen tanto en la arena seca.

- ¿Qué pide para el próximo verano, aparte de acabarlo poniendo el ramo?

-Que pudiésemos estar y trabajar sin mascarilla, que se solucionase el problema que tenemos ahora y volviéramos a la normalidad, no a la nueva normalidad, sino a la de verdad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats