"Tenemos todo el mundo conjuntamente que sacar adelante Duro Felguera, que es un activo y los activos no debería perderse nunca". Ana González, alcaldesa de Gijón, hizo esta reflexión tras visitar ayer Felguera Calderería Pesada (El Tallerón) junto al senador asturiano Francisco Blanco. La Alcaldesa expresó su compromiso de "defender ante el gobierno autonómico y el central la importancia de Duro y la necesidad de implicarnos todo el mundo en la defensa de Duro y en sacar adelante a Duro consiguiendo que vuelva al mercado en igualdad de condiciones que otras empresas y eso exige un socio industrial potente y por eso estamos peleando para que la SEPI entre en Duro y pueda recobrar la senda de la que venía Duro".

El espaldarazo político a Duro Felguera por parte de la máxima autoridad municipal llega en un momento en el futuro de la empresa, que atraviesa por una delicada situación, pasa por la entrada en su accionariado de la SEPI. Duro espera que esta sociedad estatal inyecte 100 millones en su capital, 30 de ellos para hacerse con el 40 por ciento de su accionariado, manteniéndose en el mismo tres años, y los 70 restantes como un crédito participativo.

La presidenta de Duro, Rosa Aza, mostró su confianza en la llegada de ese apoyo estatal, del que dijo que "queremos que sea cuanto antes, porque cuanto antes, la empresa puede empezar a despegar". El problema que arrastra Duro Felguera desde hace años, explicó su presidenta, es la pérdida de confianza de los mercados, lo que a su vez le hace muy difícil obtener contratos. "Para poder romper con esa falta de confianza necesitamos un socio industrial y quien mejor confianza aporta a los mercados es el Estado", indicó.

Respecto a su apoyo claro a la petición de auxilio de la empresa, la Alcaldesa indicó que "con la pandemia hemos aprendido que no podemos prescindir de la industria, todo lo contrario, hablamos incluso de que tenemos que reindustrializarnos". "El primer elemento para reindustrializarnos es conservar lo que tenemos", señaló Ana González, tras destacar la "solvencia tecnológica y técnica, referente de hacer y de conocimiento y forma de trabajo" de una empresa centenaria como es Duro Felguera.

Duro da empleo directo a casi 1.200 personas, que se elevan a 3.800 si se cuenta el empleo indirecto y el inducido. Con el apoyo solicitado la empresa espera duplicar esa cifra en tres años. Aza defiende que sea la SEPI y no capital privado el que ahora entre en Duro. "La SEPI tiene más apego al territorio y puede elegir a qué inversores le vendería en el futuro su participación, puede cuidar aspectos como que esta empresa no se deslocalice", señaló la presidenta de la empresa asturiana.

Tras la visita a las instalaciones del Tallerón, en la que la Alcaldesa y el senador fueron guiados por Aza y por el consejero delegado de Duro Felguera, José María Orihuela, ambos dirigentes políticos, que también estuvieron acompañados por el concejal Santos Tejón, visitaron la sede central de Duro Felguera en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón.