Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos años y medio sin carné por arrollar ebrio a un motorista

El conductor, que dio positivo tras empotrarse contra un árbol cerca del parque de La Atalía, deberá pagar 2.160 euros de multa

Dos años y medio sin carné por arrollar ebrio a un motorista

Dos años y medio sin carné por arrollar ebrio a un motorista

Dos años, seis meses y un día sin el carné de conducir y el pago de una multa de 2.160 euros. Esta es la condena que ha aceptado un gijonés de 41 años por un delito contra la seguridad vial, en relación a un delito de lesiones por imprudencia grave, después de provocar un accidente mientras circulaba bajo los efectos del alcohol y en el que acabó arrollando a un motorista antes de empotrar su coche contra un árbol en el barrio de El Natahoyo.

El incidente de tráfico ocurrió sobre las 23.50 horas del 9 de marzo del pasado año en la avenida de Juan Carlos I. Este individuo, que estuvo representado por la abogada Leduina Blanco, que logró llegar a un acuerdo con el Ministerio Fiscal, había ingerido bebidas alcohólicas horas antes y, mientras conducía su coche, perdió el control del turismo a la altura del parque de La Atalía, colisionando contra una motocicleta. Ese choque provocó, además, "lesiones al motorista consistentes en policontusiones en el cráneo, región cervical, lumbar y tobillo derecho", según recoge la sentencia del Juzgado de lo Penal número 3 de Gijón. El afectado, que no reclamó daños en este juicio, tardó en curarse hasta 77 días de todas las heridas sufridas, 55 de ellos le tuvieron impedido para realizar sus actividades habituales. El condenado, prosigue la magistrada, provocó daños en un árbol del Ayuntamiento de la calle Mariano Pola, cuyo coste, 319,78 euros, deberá abonar tal y como establece el fallo.

Una vez personada la Policía, este hombre se sometió a la prueba de alcoholemia sobre las 0.03 horas, arrojando un positivo de 1,07 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. En el segundo test, a las 0.27 horas, dio 1,09. Sus facultades para conducir, por tanto, se veían afectadas por estar bajo los efectos del alcohol. Ahora, estará dos años y medio sin poder conducir vehículos a motor. Además, este gijonés, sin antecedentes, ha sido condenado a doce meses de multa con una cuota diaria de seis euros con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de 180 días. Al haber existido un acuerdo entre las partes, la sentencia adquirió firmeza en el mismo acto.

Compartir el artículo

stats