13 de octubre de 2020
13.10.2020
La Nueva España

Un capitán francés, la excepción en una dársena sin apenas embarcaciones foráneas

13.10.2020 | 01:09
El capitán de barco francés Carro Gilles, en su embarcación atracada en el Puerto Deportivo, ayer.

Son muy pocos los extranjeros que se dejan caer durante estos meses por los muelles del Puerto Deportivo, pero los hay. Una de las excepciones en medio de la caída del 59,2 por ciento de llegadas de veleros es Carro Gilles, un marinero francés que ayer atracó en Gijón para hacer un alto en su travesía. Gilles, que viaja acompañado por su mujer, Anne Gilles, pasará alrededor de 24 horas en Gijón. Llegó ayer sobre las 18.00 horas y pasó buena parte de la tarde tratando de arreglar un problema en una de las velas de su embarcación. "A pesar del fallo, teníamos pensado hacer un alto en el camino en Gijón", apuntó el varón, de 72 años.

Su viaje comenzó hace varios días. Salió de la ciudad francesa de Cannes, en la Costa Azul. y su objetivo es llegar a La Rochelle, en la Bretaña francesa, en el Océno Atlántico. Para ello, ha surcado buena parte del Mediterráneo y ha bordeado la costa atlántica de la Península Ibérica, a la que accedió por el Estrecho de Gibraltar. Sus planes para el poco tiempo que pasará en Gijón son asearse tras una dura jornada de viaje y buscar un restaurante para poder degustar la gastronomía asturiana. Compartirá mesa con su esposa.

El capitán galo es un avezado marinero, que ya tuvo anteriormente otros dos barcos en propiedad. Su viaje le ha llevado por otras ciudades de España, como La Coruña. Hoy, su intención es retomar la travesía por el mar Cantábrico y llegar hasta San Sebastián para hacer una pausa antes de alcanzar su destino, en un par de jornadas más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad