Las críticas vecinales por la aglomeración de viajeros en líneas de Emtusa -visibilizada estos días con las imágenes tomadas por un usuario en la línea 15 que conecta Nuevo Roces y el hospital de Cabueñes- ya tienen su eco en la Casa Consistorial. Foro llevará el asunto a la próxima comisión de Seguridad y Movilidad con una batería de preguntas que intentan clarificar la situación de los autobuses municipales en el escenario de restricciones y medidas de seguridad que impone la crisis sanitaria

Los foristas buscan a través de esas preguntas saber si "el equipo de gobierno tiene previsto reducir el aforo de los autobuses y reforzar las líneas y las horas más demandadas por los usuarios, aumentando la frecuencia, y si tiene previsto instalar geles hidroalcohólicos". Visto lo visto, el portavoz forista Jesús Martínez Salvador critica que "carece de lógica permitir que los gijoneses viajen como sardinas en lata en el bus, mientras los establecimientos hosteleros que cumplen las medidas de seguridad se ven abocados a cerrar por la pandemia".

Desde el grupo municipal de Podemos-Equo, su portavoz, Laura Tuero, reivindicaba públicamente la urgencia de fijar aforos en los servicios que da la Empresa Municipal de Transportes Urbanos (Emtusa). Igual que ya se había pedido ante denuncias similares de usuarios de los servicios de cercanías del ferrocarril. "Solicitamos burbujas sociales de seis personas mientras los equipos de gobierno socialistas no ponen medidas. Es una irresponsabilidad la ausencia de límites de aforos en el transporte público. Es necesaria que esta medida de ponga en marcha de manera urgente en el momento actual", sentenció la concejala .

Al debate se sumó también ayer el edil de Ciudadanos y consejero de Emtusa, Rubén Pérez Carcedo, para quien es necesario que "el Gobierno ponga en marcha medidas que garanticen la seguridad en el transporte público urbano y que se informe a la ciudadanía de los refuerzos establecidos para tratar de dar un uso escalonado del mismo y se eviten así las aglomeraciones en las líneas más utilizadas".

El pasado día 8, y a preguntas de Pérez Carcedo, se informó desde Emtusa de los refuerzos puestos en las líneas 1, 2, 10,12, 15 y 18 y de la imposibilidad de ir más allá ya que toda la flota de autobuses de la empresa ya está en la calle. "Siendo conscientes de estas limitaciones pensamos que deberían revisarse los refuerzos efectuados para asegurar que se adecuen a los picos y líneas de mayor demanda", señaló el edil que abogó por reforzar medidas de seguridad como mantener las ventanillas permanentemente abiertas, incrementar la limpieza de los autobuses y disponer de hidrogeles para el servicio de los viajeros. "Algo sobre lo que se puede hacer un mayor esfuerzo", determinó.

Emtusa asegura que durante las horas punta tiene en circulación 74 autobuses, igual que en el mismo periodo del año de 2019 pese a que la pandemia rebajó el uso del bus un 35%. Todas las líneas mantienen una frecuencia de entre 7 y 10 minutos en hora punta, que se relaja en las horas valle.