Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece a los 88 años Román Sánchez, dueño de Cetárea El Rinconín

El empresario asumió el negocio en 1984 y exportaba a países europeos desde El Musel

El empresario Román Sánchez Peláez, dueño de Cetárea El Rinconín, asentada hoy en el puerto de El Musel, falleció el pasado miércoles a los 88 años de edad y sus restos mortales fueron ayer incinerados tras el funeral de cuerpo presente que se desarrolló en la iglesia parroquial de Santa

Sánchez Peláez, viudo de Natividad López Álvarez y padre de seis hijos –Román, José Antonio, Manuel, Fernando, Javier y Sonia–, se hizo cargo de la Cetárea El Rinconín en 1984 hasta lograr convertirla en un referente de las zonas pesqueras de crustáceos más importantes de Europa, con Reino Unido, Irlanda y Francia a la cabeza, según destacaron ayer varios trabajadores de la empresa.

La Cetárea El Rinconín está especializada desde años en la importación de mariscos crustáceos vivos, como el centollo, el buey de mar, la nécora, el bogavante, la langosta, el bígaro, el cangrejo de mar, la cigala y el camarón. Ahora han perdido a un referente querido por sus trabajadores.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats