La delegación saharaui asturiana, con sede en Gijón, pide la intervención inmediata de la ONU para frenar el reciente conflicto bélico en la zona contra Marruecos y acusa al Gobierno nacional por haberse puesto de lado tras hacer “traicionado” al pueblo saharaui hace 45 años. El grupo regional acusa Marruecos de la violación del alto el fuego acordado en 1991 y lo señala “como único responsable de la inestabilidad que se ha generado” en la zona. Pide intervención internacional para garantizar la seguridad y la celebración de un referéndum de autodeterminación.