Momentos de mucha tensión y angustia en el túnel de la rotonda de la avenida de El Llano, justo a la entrada a Gijón por ese barrio, por una mujer que amenazaba con lanzarse al vacío. Un amplio dispositivo compuesto por la Policía Local, la Nacional y los Bomberos, que no llegaron a intervenir, logró evitar un final dramático. Uno de los agentes sostuvo por el brazo a la mujer y la puso fuera de peligro, después de que hiciera ademán de saltar en varias ocasiones. La mujer fue trasladada al Hospital de Jove para su evaluación psiquiátrica.

El suceso se produjo sobre las 15.17 horas, que fue cuando la Policía Local recibió el aviso de un vecino. El mensaje era inquietante porque la llamada decía que había una mujer encaramada a la glorieta y que amenazaba con saltar al vacío desde una altura considerable, de varios metros, a los carriles de la autovía. De haberlo hecho, las lesiones habrían estado aseguradas. En el lugar de los hechos, se personaron dos patrullas de Seguridad Ciudadana y otras dos de tráfico.

La mujer iba vestida con un abrigo rojo, que se llegó a quitar y se puso de pié y se tumbó sobre la travesera del puente, un alféizar tremendamente estrecho, donde a duras penas cabe una persona, en varias ocasiones con el consiguiente riesgo para su integridad física. Ya con los agentes en la zona, la tragedia estuvo cerca de producirse. En una de las veces que hizo el intento de ponerse de pie, la víctima cerca estuvo de perder el equilibrio y de caer hacia la incorporación de la autovía. Finalmente, pudo sostenerse por los pelos, apoyando sus manos en la travesera del puente.

Los agentes de Policía, tanto de la Local como de la Nacional, trataron de apaciguar los ánimos. Si bien, la mujer no parecía atender a razones. Al final, con mucho esfuerzo y mano izquierda, uno de los policías logró agarrarla por el brazo en el momento oportuno y ponerla a salvo. Fue entonces cuando el resto de los agentes se acercaron a auxiliar a la víctima, para poder ponerla fuera de todo peligro. Al final, la Policía Local fue la encargada de trasladar a la mujer al Hospital de Jove para su evaluación psiquiátrica.

El suceso provocó un tremendo revuelo en la zona. La rotonda de la avenida de El Llano no es solo uno de los accesos a Gijón, sino uno de los más concurridos. Por ese lugar se accede a la zona centro y sur de la ciudad. Siendo las 15.30 horas, el lugar estaba plagado de vehículos de gijoneses que volvían o regresaban de su puesto de trabajo. También por esa zona pasan ciclistas. La expectación por lo que acontecía provocó ciertas retenciones de circulación, de ahí que fuera necesaria la intervención de las patrullas de tráfico.

Al final, todo quedó en un susto, pero de no haber sido por el buen tino de los agentes de Policía la tragedia se pudo haber consumado ya que la mujer estuvo cerca de caer al vacío en varias ocasiones.