R. VALLE

La actuación sobre Tabacalera tras la redefinición de sus usos, iniciar el proceso de conversión de Vicasa en La Calzada como albergue de peregrinos y avanzar en la construcción de dos nuevas escuelas infantiles –una en Los Campos y otra en un lugar aún sin determinar– son algunas de las propuestas inversoras que el equipo de gobierno quiere fijar en el presupuesto del año que viene. Además de seguir adelante con lo que llaman “compromisos heredados”, y que suman para el año que viene 9,7 millones anualidades. Los más cuantiosos de esos compromisos son la escuela infantil Eusebio Miranda, con 1,5 millones, las obras de la comisaría de la Policía Local, con 2,5 millones, y las ayudas a fachadas con anualidades comprometidas que suman 5,1 millones: 4,7 en los proyectos de barrios degradados y el resto en fachadas particulares. No hay dinero, por ahora, para abonar ayudas nuevas en este campo.

La idea del equipo de gobierno es dedicar 17,9 millones de un préstamo de 20 millones a los capítulos de inversiones reales y transferencias de capital para llevar el resto del dinero de ese crédito al apartado de activos financieros, que también se ve duramente golpeado por la situación de prórroga. Pero no hay que olvidar que la capacidad inversora municipal, con la estrategia diseñada ahora por el gobierno, sumaría otros dos millones a través de la incorporación de remanentes.

Del dinero del préstamo saldrían los 9,7 millones para inversiones comprometidas y 1,7 millones para transferencias de capital a organismos autónomos y empresas municipales. El paquete de nuevas inversiones vinculado al préstamo se quedaría en 6,4 millones. ¿Cuales son las prioridades para el equipo de gobierno? El impulso a Tabacalera, las mejoras de movilidad ciudadana y la adecuación de instalaciones públicas. A Tabacalera se irían unos 420.000 euros entre asistencias técnicas y obras de reforma interior. Hay números que no son tan altos pero denotan compromisos del gobierno de PSOE e IU.

Principales partidas inversoras (2021)

Por ejemplo, 100.000 euros para redactar los proyectos de construcción de dos nuevas escuelas infantiles que sigan la ampliación de plazas que ya supone la apertura de Contrueces y la construcción de la escuela de 0 a 3 en el viejo colegio Cabrales y 20.000 euros para redactar el proyecto de conversión de Vicasa en albergue de peregrinos tras dar marcha atrás a la operación de la Casa Paquet.

El gobierno también tiene claro que inversiones quiere financiar con los dos millones de remanentes que ha colocado en este puzzle. Uno de esos millones sería para las obras que elijan los consejos de distrito. A ese dinero hay que sumar 460.000 euros para mejoras en el parque de Isabel la Católica, 50.000 euros para carriles bici, 100.000 para accesibilidad urbana, 250.000 para reforma de viviendas sociales, 100.000 para la mejora del entorno de los centros escolares y 40.000 para adquirir fondos para bibliotecas.

Tal y como ha planteado los números el gobierno a la oposición el anexo de inversiones reales incorporaría actuaciones por una cuantía de 11 millones y habría otros 8,9 millones de acción inversora vinculada a los capítulos de transferencias de capital y activos financieros. Aquí también suman aportaciones que el Ayuntamiento hace a sus empresas para ejecutar inversión, caso de los 950.000 euros para el desarrollo empresaria que se van al Centro Municipal de Empresas (Gijón Impulsa) para adecuar nuevos espacios en la Laboral o ampliar el Parque Tecnológico. En este anexo se encuentran los 151.900 euros a la Fundación Laboral Centro de Arte, 1,6 millones a la Zalia y 175.200 euros para el préstamos a largo plazo que tiene Gijón al Norte como sociedad gestora del plan de vías.