La comisión electoral del Club Natación Santa Olaya se reunirá hoy para decidir si retrasan las elecciones a la entidad, fechadas inicialmente para el día 12 de diciembre, a causa de la pandemia. Las restricciones impuestas por el gobierno regional mantienen cerrado el club deportivo, con lo que imposibilita tanto la votación de los socios como incluso la celebración de una campaña electoral que debería comenzar hoy mismo, con la confirmación de ambos precandidatos: José Antonio Viesca y José Enrique Plaza.

Todo ello queda ahora en el aire. La imposibilidad de realizar dicha campaña en el club, contactando con los socios para explicar los programas electorales y las propuestas de uno y otro dificulta enormemente la celebración de unas elecciones en igualdad de condiciones entre ambos candidatos. Además, a estas alturas parece imposible que para dentro de apenas dos semanas se permita la aglomeración de personas habitual en este tipo de votaciones.

Por ello, todo parece indicar que las elecciones para elegir al sustituto de Secundino González, presidente durante los últimos cuatro años, tendrán que retrasarse. Se barajan dos posibles nuevas fechas: de un lado, retrasar los comicios apenas una semana, hasta el sábado 17 de diciembre, retrasando con ello todo el calendario electoral, incluida la campaña. La otra opción es menos ambiciosa y propone celebrar los comicios ya en el mes de enero del año próximo.

Sea como sea, al día de las elecciones convergerán dos candidatos: Viesca y Plaza. Ambos han logrado alcanzar el número mínimo de avales exigidos, estipulado en alrededor de 600, lo que supone un 5% de los socios de la entidad. Tanto uno como otro consiguieron el número de firmas preceptivo para presentarse a las elecciones sin mucha dificultad.

José Antonio Viesca fue vicepresidente de la entidad con Secundino González, con lo que el suyo será un proyecto continuista, en el que, como él mismo afirmó, “la natación estará blindada”. Está previsto que cuente con varios miembros de la actual junta directiva. José Enrique Plaza, por su parte, apuesta por un plan para reorganizar los terrenos del club, con gran importancia para la parcela de 5.000 metros cuadrados cedida por el Ayuntamiento. En su lista van, entre otros, Juan Ramón Naves, expresidente del Hostelcur hockey y Jorge Castro, hijo de Quini.