De los tres organismos autónomos del Ayuntamiento de Gijón, la Fundación Municipal de Servicios Sociales es la que menos decrecido ve su presupuesto para el próximo año, a raíz de la prórroga presupuestaria decretada por el gobierno municipal. Así, únicamente pierde 144.100 euros, pasando de los 21.921.700 euros a los 21.777.600 euros. Una bajada inferior a la que sufre la Fundación Municipal de Cultura, cifrada en 175.800 euros y el Patronato Deportivo Municipal, que pierde 554.000 euros.

Además, llama la atención que, a causa del decreto de prórroga presupuestaria firmado por Alcaldía, se mantiene en las cuentas una partida de 59.600 euros para la renta social, el programa de ayudas finalistas que el equipo de gobierno de PSOE e IU quería suspender de cara al próximo ejercicio.

La mayor bajada, casi seis de cada diez euros que se pierden, corresponden al capítulo referido a promoción, igualdad y participación social, que pierde 84.800 euros. Sin embargo, según explicó el equipo de gobierno a los grupos de la oposición con los que se reunió ayer para comenzar a allanar el camino de cara a las negociaciones de las modificaciones presupuestarias a las que obliga la prórroga para asegurar el correcto funcionamiento del Consistorio, esta caída se corresponde con los convenios nominativos no plurianuales firmados con asociaciones de mayores.

Así, desde Ciudadanos se valora muy positivamente que “la cobertura y los programas sociales están asegurados”, mientras que desde Foro se insiste en que “presentaremos propuestas que tengan como objetivo fundamental aliviar la situación de crisis a las familias y empresas que peor lo están pasando”. El gobierno local, por su parte, percibe “buena sintonía” en los primeros contactos para esas modificaciones presupuestarias que la concejala de Hacienda, Marina Pineda, ha comenzado a entablar con la oposición.