Las obras de mejora de las calles Bélgica y Aragón, en el barrio de Pumarín, ya han concluido. La concejala Dolores Patón visitó ayer la reforma junto al presidente de la asociación de vecinos Severo Ochoa de Pumarín, Esteban Calleja. El objetivo era ensanchar las aceras.