Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gijón ya imparte justicia por videollamada

Los Juzgados celebran su primera vista previa online: “Es un avance fantástico que debe llegar para quedarse”

Luis Roda, ayer, en su despacho, siguiendo la vista, con Carlos Javier Sánchez y Natalia Monestina en la pantalla.

Luis Roda, ayer, en su despacho, siguiendo la vista, con Carlos Javier Sánchez y Natalia Monestina en la pantalla. Juan Plaza

Micrófono encendido, webcam operativa, buena conexión a internet y los documentos, sobre la mesa. Todo estaba preparado ayer, pasado el mediodía, en el despacho del decano de los jueces gijoneses, Luis Roda, para comenzar la primera audiencia previa por videoconferencia que se celebra en el Palacio de Justicia de Gijón. En este caso, para discernir una reclamación monetaria entre una entidad bancaria y un particular. “Es un avance, es fantástico; tiene que llegar para quedarse”, enfatiza Roda.

Los beneficios de esta nueva forma telemática de trabajar tienen que ver, sobre todo, con el ahorro de tiempo y el aumento de la agilidad de los procedimientos. Como mejor ejemplo, uno de los letrados de ayer, con despacho en Madrid, pudo seguir la vista desde la capital sin tener que desplazarse a Gijón. “Ya era hora de que se implementasen este tipo de procedimientos, aunque haya tenido que ser empujados por la pandemia”, asevera el abogado, Carlos Javier Sánchez, que pone sobre la mesa otro de los beneficios: “además del ahorro de tiempo y recursos, ganamos todos en seguridad” en lo que al coronavirus respecta.

“Es muy útil”, retoma Roda, que, no obstante, es consciente de que falta rodaje. Como ejemplo, la vista de ayer comenzó con un cuarto de hora de retraso, por problemas técnicos e informáticos del última momento. Unos inconvenientes que, con el tiempo, se irán puliendo. Así lo entiende también la otra letrada presente en el procedimiento, la gijonesa Natalia Monestina, que apunta que “hay cosas que mejorar, pero claro que tiene que llegar para quedarse” porque es un procedimiento “muy útil y práctico”. El primer día, todos menos Sánchez, acostumbrado a realizar estas actuaciones telemáticas en otros puntos de España, acusaron la “inexperiencia”. “En sala hay un protocolo más marcado y aún tenemos que adaptarnos”, remacha Monestina.

Para Roda, otro de los puntos fuertes es que “durante la vista me pueden hacer llegar documentos por correo electrónico y puedo consultarlos en el momento, sin necesidad siquiera de imprimirlos”. Además, la grabación de la vista se puede adjuntar directamente al expediente.

Lo que sí tienen claro todas las partes es que “no vale para todos los procedimientos”, en palabras de Sánchez. “Tiene sentido en vistas previas o en lectura de conclusiones, en actos donde solo sea necesario que estén presentes los abogados”, explica Roda. Sin embargo, la cosa se complica más si tiene que haber más comparecientes. “En un juicio, con varios testigos, es más difícil de utilizar”, asevera Sánchez. Sobre todo porque “con testigos, la inmediatez en las respuestas y la inmediación es imprescindible”, remarcan. Precisamente por ello, “tiene que limitarse para qué ha de usarse”, enfatiza Sánchez. Una primera vez a la que seguirán muchos otros.

Compartir el artículo

stats