Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Liberbank se abre a que el Ayuntamiento asuma la gestión del Palacio Revillagigedo

El elevado coste de la operación para las arcas municipales, de 1,2 millones al año, la crisis y el plan de Tabacalera bloquean la operación

El Palacio Revillagigedo, a la derecha, y la Colegiata San Juan Bautista. | |  MARCOS LEÓN

El Palacio Revillagigedo, a la derecha, y la Colegiata San Juan Bautista. | | MARCOS LEÓN

Las conversaciones se produjeron hace meses y han quedado congeladas por culpa de la pandemia, pero la oferta sigue en pie. Responsables de Liberbank se han abierto por primera vez de forma clara y manifiesta a que el Ayuntamiento de Gijón asuma la gestión del Palacio Revillagigedo, uno de

Los contactos entre Liberbank y el gobierno local se iniciaron a finales del verano de 2019. En un primer momento, fueron informales. Pero la entidad financiera accedió tiempo después a fijar el coste que tendría la cesión de la gestión para el Ayuntamiento, interesado en conocer hasta qué punto era posible incluir el Revillagigedo como un nuevo espacio de su red cultural, dentro de una profunda reestructuración global. La elevada cantidad por el mantenimiento y actividad del palacio supuso un primer obstáculo en las incipientes negociaciones, que después quedaron aparcadas y, finalmente, enterradas por la pandemia. No obstante, según fuentes consultadas por este diario, los propietarios del inmueble estarían dispuestos a retomarlas en cualquier momento.

El modelo propuesto por Liberbank para el Palacio Revillagigedo sería similar al que se ha seguido en Avilés con el centro de mayores de Las Meanas, un inmueble que es propiedad de la entidad financiera y que fue cedido en 2014 al Ayuntamiento después de su sorpresivo cierre. La Fundación Cajastur no recibe compensación económica alguna por el uso de las instalaciones y, a cambio, el Consistorio asume su mantenimiento y todos los gastos derivados de su funcionamiento. De esta forma, se ha logrado evitar que el espacio, en pleno centro de la tercera ciudad asturiana, quedase abandonado. Una fórmula que fue renovada en 2017 con satisfacción por ambas partes.

Uno de los problemas a los que se enfrenta el Revillagigedo es precisamente la falta de actividad. El palacio, que fue restaurado en los años noventa con aportación municipal, fue gestionado durante décadas por la Obra Social de Cajastur. Tras las fusiones bancarias, pasó a estar gestionado por la Fundación Cajastur, dependiente de Liberbank. Desde entonces, su oferta ha caído en picado, al margen del obligado cierre de los últimos meses debido a la pandemia. Antes, la empresa Arthemisia organizó una gran exposición dedicada a los populares juguetes Legos y se mantuvieron contactos para prorrogar esta colaboración con la firma italiana. Las conversaciones con el Ayuntamiento se produjeron después de esa muestra, que empezó en julio de 2019.

Desde el gobierno local, se confía que el reciente nombramiento de la notaria Montserrat Martínez como patrona en la Fundación Cajastur, en representación del Ayuntamiento, permita reactivar la programación del Revillagigedo. Lo que parece claro es que la posibilidad de que el Consistorio asuma la gestión del histórico inmueble ha perdido enteros, a pesar de la máxima predisposición por parte de sus actuales propietarios.

El diálogo

Las conversaciones

El Ayuntamiento de Gijón y la Fundación Cajastur, de Liberbank, mantuvieron contactos para una cesión de la gestión del Palacio de Revillagigedo hace meses.

Los costes

Según informaron dirigentes de la entidad bancaria a responsables municipales, el coste por gestionar el emblemático inmueble es de 1,2 millones al año.

El bloqueo

La operación se encuentra en punto muerto por su elevado coste, por la crisis derivada del coronavirus y por el plan municipal para Tabacalera.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats