Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Portuarios se enchufa a la Navidad

Los vecinos decoran el barrio con sus propias luces y adornos festivos: “Da mucha ilusión”

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Desde la calle principal del barrio de Portuarios, las únicas luces que se veían eran las que el puerto de El Musel dibujaba en la línea del horizonte. Al menos, hasta ayer porque gracias a una iniciativa vecinal, el barrio exhibe su propia decoración navideña. Con luces de colores tiradas

José Manuel Muñoz tiene 70 años y lleva siendo vecino de Portuarios desde los tres. Fue a él al que se le ocurrió la idea de decorar el barrio, viendo que el Ayuntamiento únicamente optó por rodear con luces los cinco primeros árboles de la calle principal del poblado. A base de improvisar, convenció a un nutrido grupo de vecinos. Se liaron la manta a la cabeza, compraron sus propias luces y las instalaron por su cuenta y riesgo. Todo corre de su cargo, puesto que la iluminación está enchufada a las casas de los residentes. “Desde La Calzada hasta aquí, apenas hay decoración. Nosotros también pagamos impuestos”, reivindica.

Los residentes cantando villancicos. | Marcos León

Los residentes cantando villancicos. | Marcos León

La decoración festiva no es lo único que reluce en Portuarios. Además de un ambiente navideño de película, se respira camaradería entre los vecinos. Lo cuenta Muñoz. “Ya en el confinamiento, todos salíamos a cantar juntos”, explica. Y no cantaban un tema cualquiera. Sino una canción llamada “Venceremos”, escrita y compuesta por Helio Álvarez, conocido cariñosamente como el cantautor de Portuarios. “Intentamos dar un poco de alegría, porque hay mucha depresión. Lo hacemos sobre todo por los más pequeños, para que mantengan la ilusión”, afirma convencido Helio Álvarez.

Los chiquitines lo agradecen. Y de que manera. Ayer, Enzo Sánchez, que debe haber aprendido a caminar hace cosa de cuatro días, no paraba de correr por la calle principal del barrio. Tiene dos años y se le notaba feliz con tanta luz y tanto adorno. Sira Vallina, de siete años, fue otra de las pequeñas que ayer disfrutó del encendido navideño y vecinal de Portuarios. “¿Qué me parecen las luces? Pues que están muy bien” afirma con un convencimiento total la niña.

No solo a los pequeños les hace ilusión la Navidad en Portuarios. También los más mayores se ilusionan, incluso en los complicados momentos de la pandemia. Francisco Javier Vallina, uno de los vecinos, tiene 42 años y trabaja como camarero. Así que no hace falta explicar que pasa un mal momento. “Lo único que tratamos es de alegrar un poco al barrio. Que haya ilusión y la gente se divierta”, comenta. Y sin lugar a dudas, lo consiguieron, porque Portuarios está resplandeciente.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats