Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La idea más brillante del Jovellanos

Jorge Pérez, exalumno del instituto y futuro astrofísico, representará a España en Rusia por descubrir una estrella

Jorge Pérez

Jorge Pérez

El talento gijonés cruza fronteras. El joven Jorge Pérez, exalumno del Instituto Jovellanos, representará a España en Rusia tras haber sido galardonado en el certamen nacional “Jóvenes investigadores” celebrado esta semana. Pérez, actual estudiante de Astrofísica en Londres, había elaborado cuando aún era estudiante del centro gijonés un estudio que

Pérez cursa ahora su primer año de la carrera de Astrofísica en la University College of London, la UCL. “Tenía muy claro que yo quería dedicarme a esto, que iba a ser astrofísico, pero si me hubiese quedado en Gijón tendría que hacer primero la carrera de Física y, después, hacer un máster. En Londres sí hay carrera concreta y lo prefería”, aclara, aunque lamenta que su primer año como universitario lo tenga que estar pasando prácticamente recluido y con buena parte de sus clases retransmitidas de forma online por el virus.

El certamen de “Jóvenes investigadores” se celebró de lunes a jueves de esta semana con unos 180 proyectos presentados. Se premiaron, en diversas categorías, a 39 participantes, entre los que Pérez se ha hecho con uno de los segundos premios. Por ello, será también uno de los representantes nacionales en el citado congreso de la universidad rusa, en el que presentará el mismo trabajo de su estrella, ya incluida en el catálogo internacional que gestiona la Asociación Estadounidense de Observadores de Estrellas Variables.

Esta EPIC 246257206, concreta el joven investigador, es lo que en el ámbito científico se denomina “una estrella variable”, que es como se llaman a los cuerpos celestes cuyo brillo va cambiando de intensidad según el tiempo. “Hice un listado de cuerpos brillantes y me puse a buscar. En este caso, se trata en realidad de dos estrellas que orbitan una sobre la otra. Al verse desde la Tierra, entonces, a veces se hacen eclipse entre ellas y el brillo que vemos desde aquí disminuye”, razona. Para esta investigación contó con el inestimable apoyo de su por entonces docente en el Jovellanos, la profesora de Física María Victoria Perandones, por lo que la vinculación del joven con su instituto es aún estrecha.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats