Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sundance selecciona una película gijonesa

La asturargentina Amalia Ulman competirá en la sección oficial del gran festival estadounidense con “El Planeta”, inspirada en Cimadevilla

Amalia Ulman en la sede del Festival de Cine de Gijón, el pasado noviembre.

Amalia Ulman en la sede del Festival de Cine de Gijón, el pasado noviembre. Ángel González

La directora Amalia Ulman, la multifacética artista nacida en Buenos Aires en 1989 y criada en Gijón, acaba de ser seleccionada para la sección oficial del prestigioso festival de Sundance por “El Planeta”. Esta película, que es su ópera prima, fue rodada el año pasado en las calles gijonesas y su título es eco del nombre de un conocido establecimiento de Cimadevilla. Con esta selección en el que está considerado como el certamen de referencia del cine independiente internacional, fundado en 1978 por Robert Redford, la realizadora asturargentina sigue la senda de autores como Pedro Almodóvar, Isabel Coixet o Fernando León de Aranoa.

En la última edición del Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX), en la que Amalia Ulman protagonizó uno de los “Focos” de la cita y donde impartió una clase magistral, la directora explicó en exclusiva a LA NUEVA ESPAÑA los contenidos de “El Planeta”: “Es una comedida negra sobre la relación de dos mujeres, madre e hija, que están a punto de perder su casa”.

La película está ambientada en Gijón, sobre el fondo de la crisis y los desahucios. Pero los más atentos lectores de la crónica de sucesos local no dejarán de ver huellas de una conocida historia de la picaresca. Dos mujeres que, sin dinero y sin trabajo, deciden vivir de las apariencias y de la imagen para sus timos de supervivencia. Y el título de este filme, que el pasado noviembre estaba aún en fase de postproducción, no pasará desapercibido para quienes frecuentan los restaurantes del barrio alto.

Amalia Ulman, artista versátil con una acreditada capacidad para transmitir inquietantes metáforas sobre cuestiones de género, cuerpo, sexo o clase, explicó a este diario: “Creo que eso es más por la casualidad de que soy mujer y de clase obrera, pero mi interés son las relaciones humanas en general, como lo que mencioné anteriormente de los malentendidos”. Y aún más: “Puede que mi interés por esas cuestiones tenga que ver con el hecho de que soy autista y presto mucha atención a cómo se comunica la gente entre sí; resulta que es algo que yo he tenido que aprender ‘artificialmente’, digamos”.

Sundance selecciona una película gijonesa

El festival de Sundance se celebra cada mes de enero en Park City, cerca de la capital del estado de Utah, Salt Lake City. El nombre de la cita calca el del personaje que Robert Redford encarnó junto a Paul Newman en “Dos hombres y un destino”, Sundance Kid. El planteamiento de este certamen, desde sus orígenes, pasa por ofrecer un gran escaparate del cine independiente y de los creadores que se mueven al margen de las exigencias del mercado cinematográfico.

Amalia Ulman llegó de niña a Gijón y ha vivido en Londres o Los Ángeles. Según explicó a este periódico, ahora reside en Nueva York: “Ser inmigrante cambia siempre nuestra perspectiva; llegué de bebé a Gijón y nunca conocí del todo Argentina, pero tampoco se me dejó ser del todo asturiana. Es algo por lo que pasan todos los inmigrantes de primera generación: no somos ni de allí, ni de aquí, y esa falta de arraigo fue lo que me llevó a marchar tan joven a Londres”. Ha viajado también por Europa y China.

La realizadora tiene amplios intereses artísticos. Comenzó en el Net-art (piezas hechas para mover a través de internet), pero pronto pasó a hacer instalaciones, “performances” y a escribir. “Lo que me resulta más natural es la fotografía, el vídeo y la escritura”, afirma. A la espera de la valoración de su película en Sundance (la selección de “El planeta” es ya un éxito), Amalia Ulman escribe el guion de su próximo largometraje.

Compartir el artículo

stats