Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La construcción de una estación de ITV en Granda suscita “preocupación” vecinal

El Principado justifica el nuevo centro, que abrirá en verano, por la “alta demanda” | “Tememos por su impacto ambiental”, dicen los residentes

Inspección de un vehículo en la ITV

Inspección de un vehículo en la ITV Julián Rus

El anuncio de que la firma Itvasa, encargada de la gestión de las ITV en Asturias, va a construir una estación en Granda cogió ayer con el pie cambiado a los residentes en la parroquia. “Nadie nos ha dicho nada. No conocemos ningún detalle del proyecto”, afirmó Félix Gómez, presidente de la asociación de vecinos “Santo Tomás”. El Principado justifica la decisión en la “alta demanda” de usuarios que sufre el área de Gijón, provocando largas esperas entre los conductores en el único centro operativo en el concejo, que está ubicado en el camino del Melón, en Tremañes. “Nuestra gran preocupación es que esta infraestructura pueda acarrear un impacto medioambiental negativo”, añadió el líder vecinal.

Las dudas se extendieron ayer por todos los rincones de Granda, a la espera de que el Principado o, en su caso, el Ayuntamiento dé información sobre el proyecto. La adquisición de la finca donde se va a construir la estación aún no se ha cerrado, pero desde el Gobierno autonómico se da por hecho. El consejo de administración de la empresa pública Inspección Técnica de Vehículos (Itvasa) aprobó por la mañana el plan para el centro, que entrará en funcionamiento el próximo verano y supondrá una inversión total de 2.245.000 euros. Las instalaciones dispondrán de seis líneas para vehículos ligeros y una específica para ciclomotores y quads. Y contarán con una plantilla de 18 inspectores y 6 gestores de clientes.

La directora general de Industria, Rosana Prada, señaló que la futura estación “se enmarca en el conjunto de actuaciones que ha puesto en marcha el Gobierno de Asturias para mejorar el servicio que Itvasa presta a la ciudadanía”. “Estas instalaciones permitirán descongestionar de manera muy importante una de las áreas con mayor acumulación de inspecciones de vehículos”, añadió. Además, destacó que, a lo largo de este mes, se han incorporado a la empresa 14 nuevos trabajadores y se están realizando cerca de 200 inspecciones diarias más que el año pasado. “Hemos conseguido reducir paulatinamente la bolsa de inspecciones pendientes generada durante el estado de alarma y los plazos de espera y seguimos trabajando en la implantación de nuevas medidas de mejora, siempre dentro de los márgenes que nos permite la legislación vigente”, concluyó Prada.

Compartir el artículo

stats