La decoración navideña crece en Gijón camino del Año Nuevo. El Ayuntamiento ha instalado tres nuevas creaciones ornamentales dedicadas a los Reyes Magos, que se suman a las ya colocadas desde el último fin de semana de noviembre, en varios puntos concurridos de la ciudad. En el parque de la Fábrica de Loza de El Natahoyo luce una intervención de Stové que está formada por un gran ramillete blanco con una corona que rodea un árbol. En el parque de Laviada ubicado entre la carretera Vizcaína y la avenida de Portugal se ha colocado un diseño de Laura Fernández basado en banderines con las caras de Melchor, Gaspar y Baltasar, rodeados por grandes bolas blancas y lazos. Por último, en el cruce entre la calle Ezcurdia y la avenida de Rufo García Rendueles, frente a la playa de San Lorenzo, lucen tres siluetas de Sus Majestades de Oriente, que llevan la firma de Tito Sánchez.

Con estos adornos, el Consistorio quiere embellecer la ciudad de cara al Día de Reyes, que este año será diferente debido a la pandemia de coronavirus. No habrá la tradicional cabalgata por las calles del casco urbano sino que Sus Majestades recibirán a los niños en grupos de un máximo de 164 personas, cada media hora, en la plaza de toros de El Bibio. Las entradas, que son gratuitas, se pueden reservar a partir de las 12.00 horas de hoy en la web municipal, con un máximo de cuatro por persona.