Los Reyes Magos no visitarán los barrios gijoneses en su tradicional cabalgata, pero sí lo harán sus vehículos, cargados de regalos. Después de la negativa del Principado a que Sus Majestades de Oriente viajaran por toda la ciudad para evitar aglomeraciones el Ayuntamiento podrá llevar a cabo, en parte, su plan inicial para que la magia de Melchor, Gaspar y Baltasar llegue a cada rincón del concejo.

Así, mañana lunes y el día 5, los vehículos oficiales de los Reyes Magos recorrerán todo Gijón, incluyendo la zona rural para “ambientar” las jornadas previas a su desembarco en las casas gijonesas cargados de regalos. Precisamente, estos presentes serán los que se paseen, a bordo de los coches, por toda la ciudad. En la ruta participará además el autobús municipal conocido como “Pegasín”, también repleto de regalos, aunque en este caso solo por la zona urbana.

La comitiva visitará los barrios de Roces, La Calzada, Cerillero, Pumarín, zona centro, La Arena, El Coto, Viesques, El Llano, Contrueces, La Guía, Nuevo Gijón y Montevil. A ellos se suman las parroquias de Mareo, Vega, San Martín de Huerces, Granda, Castiello, Deva, Cabueñes, Cenero, Somió, Monteana, Jove, Serín y San Andrés de los Tacones.

Esta actividad viene a complementar la principal, la recepción de los Reyes Magos a los niños de la ciudad, mañana y pasado, en la plaza de toros de El Bibio. Serán dos encuentros cada hora, con una interacción de unos diez minutos con Sus Majestades. En el exterior existirán dos colas valladas, en las que se mantendrá la distancia de seguridad exigida y a las que solo podrán acceder quienes tengan entrada para el evento. Una vez dentro del coso, los acomodadores sentarán al público, que no podrá levantarse. Tras el encuentro, la salida se realizará por la puerta trasera de caballos. Será entonces cuando el personal proceda a desinfectar los asientos. Además, la Policía Local cortará algunas calles cercanas a la plaza para garantizar la seguridad en un evento cuyas 6.000 entradas se agotaron en apenas 45 minutos.

Antes, mañana mismo, Sus Majestades llegarán en globo a la ciudad, aterrizando en un lugar secreto a las 9.15 horas, para comenzar los encuentros con los niños en El Bibio. Desde allí realizarán dos directos diarios, a las 11.00 y 18.00 horas.