Efectivos de Bomberos han dado por sofocado el incendio que se produjo en una de las viviendas de las plantas bajas del número 46 de la calle de Ramón y Cajal. El incidente se ha saldado sin heridos. En la zona del suceso aun están dos camiones de bomberos y agentes de la Policía Local para regular el tráfico. 

La investigación está abierto pero, en un principio, se baraja que la causa del fuego tuviera que ver con un problema con una bateria eléctrica de un vehículo. En la vivienda afectada estaban en ese momento un hombre y una mujer que intentaron sin éxito apagar el fuego por si solos. No sufrieron heridas. Tampoco su perro. Los daños materiales se centran en dos dormitorios de la casa.