Ciudad de servicios. Ciudad turística. Ciudad cultural. De acuerdo, pero Gijón ha sido y es aún una urbe con fuerte impronta obrera por un amplio entramado industrial centenario. Esto que resulta obvio para muchos no lo es tanto, sin embargo, para numerosos jóvenes que desconocen la historia de sus orígenes familiares o cómo sus barrios crecieron a la sombra de las chimeneas de las fábricas o de las gradas de los astilleros. Esa constatación fundamenta el nuevo proyecto de la Fundación Juan Muñiz Zapico: una serie de cinco vídeos, con intención pedagógica y difusión a través del canal YouTube, que acerca a los estudiantes gijoneses a páginas de ese pasado no tan lejano y la importancia del movimiento obrero local en las luchas por las libertades democráticas.

“Ahora, por la pandemia del covid, no podemos ir físicamente a los institutos a explicar estas cosas, pero sí podemos contarlas a través de un formato que llegue bien a los jóvenes y que sirve perfectamente a los profesores”, explica Benjamín Gutiérrez, director de la citada fundación que depende de CC OO. Esta serie audiovisual está subvencionada por el Ayuntamiento y fue elaborada, bajo la dirección del conocido fotógrafo y exconcejal Álex Zapico, por Pensar Consulting.

La Fundación ha recurrido a su presidente, el veterano sindicalista Francisco Prado Alberdi, para que haga de guía por esos lugares que forman parte de la memoria obrera de Gijón y de la resistencia al franquismo. “Este es un proyecto que pretende poner en valor el papel del movimiento obrero industrial como parte fundamental de la resistencia contra la dictadura”, subraya Gutiérrez.

En el primero de esos vídeos, Alberdi habla de aquellos años de lucha social, sindical y política. Cada pieza dura unos cuatro o cinco minutos. Otro de los trabajos relata, con el objetivo puesto en el barrio de Moreda, el peso siderúrgico de Gijón. El poblado de La Camocha da pie para contar que la ciudad también ha tenido un pasado minero. Y para hacerlo desde uno de los lugares en los que los estudiosos sitúan el nacimiento, durante la etapa del franquismo, de las entonces ilegales Comisiones Obreras.

Otra de las ramas industriales que tienen sus minutos en estos videos es la del textil y la importancia, a veces difuminada o directamente borrada, de las movilizaciones de muchas mujeres en favor de la libertad y la justicia social. Y hay, por último, un trabajo sobre la importancia que tuvo el sector naval (aún queda activo un astillero) en la bahía gijonesa. Miles de obreros que protagonizaron algunas de las luchas más duras en favor del empleo.

“Cualquier profesor puede desarrollar, a partir de estos vídeos, los distintos temas que se plantean en ellos”, hace resaltar Gutiérrez. Y aún añade: “Están ya subidos en la plataforma YouTube y a disposición de los centros de estudio de Gijón para acercar la historia, en los barrio en que sucedió, al alumnado”.