A tres años y meses de cárcel se enfrentará mañana un hombre sorprendido en la calle Almacenes de Gijón, en la zona de ocio nocturno de Fomento, por un delito contra la salud pública después de que la policía le sorprendiese en posesión de varias sustancias estupefacientes como cocaína, hachís y MDMA.

La Fiscalía, que pide también una multa de 400 euros para el procesado, sostiene que este individuo fue sorprendido por agentes de la Policía Nacional cuando patrullaban por la zona en la mañana del 22 de diciembre de 2019. Los policías “observaron cómo intentaba alejarse del lugar al percatarse de su presencia”. Fruto de la intervención, “los agentes le intervinieron siete envoltorios de cocaína, uno de MDMA y dos de hachís, sustancias destinadas a la venta a terceros”, según recoge el escrito de acusación del fiscal. También llevaba 125 euros en efectivo.

La cocaína intervenida, según arrojaron los análisis, “tenía un peso total de 1,47 gramos, un índice de pureza del 76% y un valor en el mercado ilícito de 316,19 euros, el MDMA -con un índice de pureza del 53,5%- hubiera alcanzado un valor de 15,91 euros y el hachís, un valor de 6,25 euros”.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública del artículo 368 párrafo primero in fine del Código Penal. Es por ello que solicita que se condene al acusado a tres años y seis meses de prisión, multa de 400 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de un día de privación de libertad por cada 100 euros insatisfechos e Inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante la condena, así como el pago de las costas y decomiso de la sustancia y efectivo intervenidos.