Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigan un incendio provocado en un bazar chino de la avenida Constitución

Los Bomberos encontraron un mechero en la zona de papelería, donde se originó mucha humareda que se coló al edificio contiguo

Los Bomberos, ventilando ayer por la tarde el negocio afectado en la avenida de la Constitución.

Los Bomberos, ventilando ayer por la tarde el negocio afectado en la avenida de la Constitución.

Varios vecinos de un edificio al inicio de la avenida de la Constitución se vieron sorprendidos ayer por la tarde por una humareda que se adentraba por el hueco de la escalera y la llegada de los Bomberos sin saber qué estaba pasando. El origen de todo estaba en el negocio contiguo, un bazar chino en el que se originó un pequeño incendio en la sección de papelería que generó una gran humareda y que ahora investiga la Policía Nacional ante la sospecha de que pudiese haber sido provocado. Junto a los papeles que se quemaron apareció un mechero –de los que se venden en el mismo establecimiento–. Es por ello que se encargarán de revisar todas las cámaras de seguridad del interior del negocio para esclarecer los hechos.

El incidente se originó sobre las seis y media de la tarde. Los dueños del bazar vieron cómo ardían unos papeles en los estantes de la papelería. Afortunadamente actuaron rápido y con un extintor lograron sofocarlo, pero pese a todo se generó una considerable humareda que les llevó a alertar a emergencias.

Cámaras de seguridad

Una dotación de Bomberos y dos patrullas de la Policía Local se personaron en el establecimiento, ubicado en la avenida de la Constitución número 6. Los dueños les explicaron lo ocurrido y comprobaron la existencia de un mechero en la zona afectada. Los miembros del servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento revisaron la zona y ayudaron a airear toda la superficie del local con un ventilador que colocaron a la puerta del negocio durante varios minutos.

Además, los Bomberos acudieron al edificio de al lado al ver que el humo había entrado, lo que motivó que algunos vecinos, por precaución y al no saber qué estaba pasando, bajasen a la calle a interesarse. Todo quedó en un susto para ellos y en poco tiempo volvieron a la normalidad.

Eso sí, el incidente, que causó pocos daños, se investigará desde la Policía Nacional a la vista de los indicios de que pudo ser provocado. Los agentes revisarán las cámaras de vigilancia del negocio para ver si pueden identificar al responsable de lo que parecer ser una simple trastada. Un hecho que se saldó sin mayores consecuencias pero que pudo suponer un grave peligro, según los investigadores, dadas las características del negocio, con materiales, prendas y productos de todo tipo que son fáciles de propagar el fuego.

Compartir el artículo

stats